¡Bienvenida, Cosmética Natural!

La cosmética natural es el sector de mayor crecimiento ed la industria cosmética, según datos que nos aporta el grupo NATURAL BEAUTY FARMA, si bien la demanda fue inicialmente de consumidores con problemas cutáneos como irritación de la piel y erupciones, la base de consumidores se ha expandido en los últimos años.

La cosmética natural está ganando adeptos entre los consumidores preocupados por su salud porque los productos contienen sustancias saludables, naturales y no contienen ingredientes sintéticos. Otros consumidores recurren a los cosméticos naturales y orgánicos debido a la funcionalidad de los ingredientes naturales y/o trazabilidad de los ingredientes orgánicos (comercio justo, agricultura ecológica, agricultura biodinámica, etc)

 

Crecimiento verde

Naturales y orgánicos son el sector de mayor crecimiento de la industria cosmética, con ventas que aumentan en un 20% anual frente al 2% para el total de los cosméticos.

La cosmética natural es más  efectiva y ofrece mayores resultados. Estimula la capacidad autorregenedora de la piel devolviéndole su equilibrio natural, fortaleciendo y mejorando las funciones dérmicas.

Los productos naturales o de producción ecológica, son más caros y no cuentan con el respaldo de campañas millonarias de publicidad. Su fabricación es más costosa ya que no introducen en su formulación sustancias sintéticas baratas. Sin embargo, el consumo de cosmética natural o ecológica es a largo plazo más económico ya que se necesita aplicar una menor cantidad de producto porque está más concentrado(reduce significativamente el agua e introduce en su formulación sustancias naturales beneficiosas).

Aportan hidratación a la piel en las capas más profundas. Al evitar el uso de parafinas u otros derivados del petróleo no taponan los poros y permiten que la piel respire y absorba las sustancias. Los aceites vegetales y ceras usados en cosmética natural son mucho más afines a la emulsión epicutánea generada por el propio cuerpo, por lo tanto hidratan más y generan menos alergias.

Se adaptan mejor a las características de la piel ya que los componentes de la cosmética natural y ecológica son más parecidos a nuestra epidermis y pueden ser metabolizados por nuestro organismo y por tanto, absorbidas todas las propiedades del producto. Están libre de efectos secundarios ( salvo casos específicos) y no provocan alergias o infecciones ya que no contienen colorantes, conservantes o perfumes sintéticos.

 

 

¡Que no te engañen! Algunas definiciones que te pueden ser útiles:

NATURALES” Sustancias que se obtienen directamente de la naturaleza (los aceites vegetales, extractos minerales…)

ORGÁNICO” significa que las sustancias vegetales se cultivan en las granjas orgánicas certificadas y están procesadas por los operadores certificados.

DERIVADOS DE LA NATURALEZA” sustancias que se obtienen de la naturaleza y luego son modificadas por procesos físicos o químicos. Estas sustancias pueden ser de salud y de medio ambiente, pero también pueden ser muy duras con la piel y nocivas para el medio ambiente.

IDENTICOS A LOS NATURALES” Las sustancias que son producidas químicamente, cuando las moléculas se asemeja a una molécula natural.

SINTÉTICO” Sustancias químicas que se producen, sobre todo, a base de petróleo.

 

Las características típicas de los cosméticos naturales y orgánicos son:

1.- 100% de aceites vegetales puros, aceites esenciales, principios activos (extractos de plantas)

2.- Ingredientes Vegetales se obtienen de la agricultura orgánica

3.- 100% libre de conservantes sintéticos, colorantes, fragancias.

4.- 100% Leves emulsionantes de origen vegetal, agentes tensioactivos.

5.- No se han probado en animales

6.- Libres de crueldad animal (productos libres de ingredientes con productos annimales)

7.- Con embalaje ecológico siempre que sea posible

 

 

¿Cuál es la eficacia de la cosmética natural?

Las células vegetales y las células de la piel humana son muy similares entre sí, por lo tanto la piel puede integrar fácilmente las sustancias vegetales activas en los procesos de su metabolismo.

Las plantas ofrecen una amplia gama de vitaminas, antioxidantes, hidratantes, anti-envejecimiento, suavizantes, energizantes activos…La cosmética natural contiene más ingredientes activos de la planta que cualquiera de la cosmética tradicional, que a menudo se basa en ingredientes inertes, sintéticos, como el aceite mineral o glicol de propileno.

La cosmética natural tiene una actividad profunda y a largo plazo. Sin embargo los ingredientes naturales no pueden realizar ciertas actividades, por ejemplo, efecto botox o relleno de arrugas con silicona.

Una de las marcas más conocidas en la cosmética natural es CAUDALIE.

Aunque la uva y sus derivados son utilizados en gran parte, existe una parte que es desechada. Aquí es donde Caudalíe actúa y permite aprovechar las propiedades de la pepita de la uva para crear sus productos cosméticos compuesto con ingredientes naturales.

¿Por qué usan la uva?

La uva es una de las frutas con más antioxidantes y gracias a ello es uno de los elementos de la naturaleza que más puede ayudarnos a mantener esa juventud y una piel sana.

En Caudalíe no se usan los siguientes ingredientes: Parabenos, feno-xietanol, aceites minerales, plantas transgénicas, parafina, colorantes sintéticos, lauril sulfato sódico, ftalatos y materias primas de origen animal. 

Si quieres saber más sobre esta marca de cosmética natural no nos quites ojo y pronto haremos un artículo específico para que conozcas sus productos.

Tanto este como muchos otros productos puedes encontrarlo en nuestra farmacia, donde estaremos encantadas de aconsejarte y resolverte todas tus dudas sobre la dermocosmética natural.

 

 

 

Que no te pasen factura las fiestas

Llevamos semanas hablando de las comidas y cenas navideñas y a estas alturas seguro que ya habéis perdido la cuenta de las que habéis tenido y las que tenéis en agenda.

Copiosas comidas con interminables sobremesas y el consiguiente riesgo de que después nos pase factura más allá del bolsillo. De hecho, es en esta época cuando más peso ganamos: entre 3 y 5 kilos de media.

Es fundamental ser conscientes de que lo vamos a comer y tenerlo en cuenta para elaborar menús que puedan hacer las delicias de los paladares más exigentes sin que haya arrepentimientos posteriores. Y siempre sin perder de vista los MUST de esta época: es importante compensar los excesos en la dieta entre celebración y celebración, pero sin saltarse nunca una de las comidas; no debemos abandonar el deporte en estos días y, lo más difícil: comer y beber de manera controlada.

¿Qué preparamos para Nochebuena, carne o pescado?

Pescados y mariscos suelen ser los protagonistas en la mesa en estas fechas y son muy buenas opciones a la hora de elegir el menú, especialmente en el caso de las cenas, donde las carnes resultan más pesadas.

Las proteínas del pescado son de alto valor biológico, ya que contienen una proporción elevada de aminoácidos esenciales, aquellos que no pueden ser sintetizados por nuestro organismo y además, son de fácil digestión. Tiene un contenido medio-bajo en grasa -los azules tienen casi el doble que los blancos-, son ricos en ácidos grasos omega-3, ¡muy saludables para el corazón! y poseen muy baja cantidad de hidratos de carbono. Sin olvidarnos de todos los minerales y vitaminas -calcio, fósforo, magnesio, potasio, sodio, hierro y yodo-.

Un buen ejemplo de todas estas propiedades es el besugo, que cocinándolo al horno con un chorro de aceite, sal y limón, es suficiente para sacarle el máximo partido de una forma muy saludable.

Los mariscos poseen un gran número de minerales, destacando el gran contenido en cinc, especialmente en las ostras, y en hierro, ya que contienen tanto como la carne. Además, si se les añade un chorro de limón se consigue un excelente cocktail antioxidante para lucir belleza estas Navidades ;-).

¡Un secreto! un aperitivo de gambas, langostinos a la plancha, mejillones al vapor, salpicón de marisco o gulas con gambas 20 minutos antes de las comidas puede ayudar a saciar nuestro estómago y reducir así las porciones de la comida principal. Para aquellos que puedan permitírselo, el caviar, además de un placer gastronómico, está cargado de omega-3 y de vitamina D.

¿Cómo acompañamos? 

Para los acompañamientos vamos a optar por opciones sanas y sabrosas que no incrementen innecesariamente las calorías de nuestros platos. Aquí os dejamos algunas ideas:

  • El puré de manzana o de castaña son buenas y sabrosas alternativas para carnes y pescados.
  • Las patatas, mejor cocidas o asadas que fritas o en puré.
  • Las ensaladas siempre son una buena opción, utiliza aceite de oliva para aliñarlas y échale imaginación.  Utiliza la lombarda, estamos en su época y da mucho colorido a los platos.
  • Las verduras a la plancha también quedan perfectas, son saciantes y muy sanas. Y para los más peques puedes hacer chips de verduras si las cortas muy finas y las horneas a fuego lento.

¿Y de postre?

Polvorones, mazapanes, turrón… La Navidad nos pone a prueba con todos estos dulces, con un alto contenido en azúcares y grasas. Si hablamos de turrón hay que tener en cuenta que las diferentes calidades (suprema, extra, estándar y popular) dependen de la cantidad del ingrediente principal que lleve, cuanto menos añadidos tengan mejor.

Respecto a los polvorones y los mazapanes, aunque con un valor energético similar (entre 450-500 Kcal/100 gramos-, los segundos son más recomendables que los primeros por la calidad de la grasa. Así, para elaborar el polvorón se usa manteca de cerdo como ingrediente base, con gran cantidad de ácidos grasos saturados. En el mazapán, la materia prima grasa son las almendras con sus ácidos grasos insaturados y ausencia de colesterol.

Si queremos una opción menos dulce pero de buen sabor, en el mercado hay postres de menor aporte calórico. Sin embargo, hay que saber diferenciar entre los términos sin azúcar y sin azúcar añadido. El primero implica que el producto no contiene más de 0,5 gramos de azúcar por 100 gramos, el segundo garantiza que durante su elaboración no se han añadido ni monosacáridos ni disacáridos ni ningún alimento empleado por sus propiedades edulcorantes.

¡Chin-chin!

A la hora de brindar, vamos a hacerlo con moderación, ¡que muchas veces tenemos que coger el coche después! Si se quiere rebajar el consumo de calorías una buena opción es tomar el vino o la cerveza con gaseosa o bien acudir a la sidra de baja graduación. Los chupitos es mejor sustituirlos por el champán y si vamos tomar combinados, es preferible con refrescos con bajo contenido en azúcar.

En definitiva, podemos comer un poco de todo pero con mucho sentido común.

¿Hasta cuándo amamantar a tu bebé?

¿Es la lactancia materna la mejor opción para los niños? Vamos a analizarlo desde todos los puntos de vista:

Antiguamente los niños se alimentaban con leche materna hasta los tres o cuatro años. Y si las madres no podían se recurría a las nodrizas. La razón no se ceñía exclusivamente a que no existieran otras opciones, sino a que realmente era, y sigue siendo, el mejor alimento que pueden recibir los pequeños para crecer sanos. No en vano, los seres humanos somos mamíferos y no hay nada mejor que la leche de la propia especie.

Existen muchas asociaciones prolactancia cuyo objetivo es concienciar sobre los beneficios de continuar dando el pecho a los bebés más allá de los seis meses, algo recomendado, además, por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los niños que lo siguen haciendo por encima el año obtienen una gran cantidad de calorías, minerales y vitaminas. Algunos, incluso, lo convierten en el postre ideal o en lo único que quieren tomar cuando están malitos. Sin olvidar, eso si, que a medida que crecen, los pequeños necesitarán introducir también otros alimentos en su dieta que aseguren un correcto desarrollo.

Sin embargo, la realidad a veces se impone y condiciona enormemente a las madres a la hora de dar de mamar a sus hijos. Por un lado, en la sociedad actual no siempre está bien visto ver a niños mayores de tres o cuatro años colgados de la teta de su madre y, por otro, después de los cuatro meses de baja maternal, llega la inevitable vuelta al trabajo. Así que aparecen las dudas: ¿qué van a pensar de mí?, ¿seguiré teniendo leche suficiente?, ¿necesitaré extraerme leche durante las horas de trabajo? Estas y otras incertidumbres son las responsables de que algunas madres renuncien enseguida a dar el pecho a sus hijos.

UNA DECISIÓN PERSONAL.

Lo primero que hay que tener claro es que es una decisión muy personal, porque se trata de un vínculo que relaciona a madre e hijo de un modo especial. Dar el pecho refuerza los lazos entre los dos y para el bebé no es cuestión solo de alimentarse, sino que el contacto físico con su madre le tranquiliza y le da seguridad.

¿SEGUIRÉ TENIENDO LECHE?

Sí, si se mantienen las tomas a demanda, ya que cuanto más mame el bebé, más leche se produce. Además, si la madre empieza a trabajar, lo más normal es que tenga que extraerse algo de leche para dejar almacenada en casa. Esta succión, aunque artificial, surte el mismo efecto. Lo que hay que tener en cuenta es que, tanto si se decide usar un sacaleches eléctrico como uno manual, es conveniente que la madre se encuentre serena y relajada cuando los utilice. Es mejor dejarla a solas para que las prisas no afecten a la cantidad de leche que pueda sacar. Puede ayudar hacerlo en la habitación del bebé o teniendo cerca algo con el olor del pequeño que estimule las hormonas encargadas de producir la leche.

¿EL ESTRÉS AFECTA A LA LACTANCIA?

Sin duda. Desde la Asociación Española de Pediatría (AEPED) se hace especial hincapié en este aspecto como un factor que puede llegar a reducir la producción de leche materna. Para evitar que el estrés de comenzar a trabajar, junto a la responsabilidad de seguir amamantando al bebé, afecte a la lactancia, la madre necesita, sobre todo, descansar todo lo que pueda y, para ello, tiene que poder delegar. Contar, con una buena red de apoyo (familia, pareja, amigos u otras madres con la misma experiencia) es fundamental para que la lactancia sea duradera y placentera. Algunas asociaciones, como la Liga de la leche, ofrecen grupos de apoyo para aquellas mujeres que lo necesiten.

LA VUELTA AL TRABAJO

Unas semanas antes de incorporarse al trabajo, se recomienda que la persona que va a encargarse del bebé se familiarice con él y con la forma de darle la leche (lo más normal es que sea en biberón). De este modo, el pequeño se sentirá más tranquilo (no olvidemos que para los bebés mamar no solo consiste en alimentarse físicamente, también es un momento de mimos y nutrición emocional).

Después, durante los día laborales, si la madre ofrece el pecho al bebé justo antes de irse a trabajar y luego nada más llegar a casa, es posible que, en sus horas de ausencia, solo necesite una o dos tomas de leche. La razón es que algunos bebés no comen nada mientras su madre está fuera: se dedican a dormir para luego reclamar todo lo que necesitan, en cuanto su mami vuelve.

Cuando la madre esta en casa, se aconseja seguir con las tomas a demanda, como comentábamos antes. Y para los bebés mayores de seis meses complementar con otros alimentos apropiados a su edad, como purés de frutas y verduras. En este caso, resulta muy práctico darle este tipo de alimentos cuando mamá se va a trabajar. Así no será necesario tener mucha cantidad de leche almacenada y el pequeño irá experimentando nuevos sabores que empiezan a ser fundamentales en su dieta.

¿Qué pasa con el nolotil?

No sabemos si hemos comenzado el mes hablando más de Rosalía o del Nolotil… ambos están hasta en la sopa ……pero qué me dices… ¿Es malo el Nolotil? Algo está pasando con unos de los medicamentos que más se consume en la farmacia española y claro….saltan las alarmas.

Empecemos por el principio: ¿Agranuloci…qué?

La noticia nos ha llegado porque en Reino Unido han muerto 10 personas que habían sido tratadas con metamizol ( principio activo del Nolotil) en España. Claro, titulares así venden y parece que es el apocalipsis. Pero lo que ha sucedido es una reacción adversa que está descrita y que afecta especialmente a la población no mediterránea.

Sin embargo, todos tenemos que comer… y a los periódicos en ocasiones les viene bien causar impacto y obtener un buen puñado de clics ¿Qué podemos hacer para conseguirlo? ¡Lo mejor es crear una alarma y ser tendencia en redes sociales e informativos!

Nosotros queremos ayudar un poco y que la tendencia en redes siga siendo más Rosalía que Nolotil.

A todo esto… ¿Sabemos que es el Metamizol/ Nolotil? Es un medicamento principalmente utilizado como analgésico y antipirético.  Como todos los medicamentos, tiene efectos adversos descritos que se deben tener en cuenta. Uno de los más graves es que al consumirlo el paciente deja de producir neutrófilos (los conocidos glóbulos blancos). Como todos recordamos, gracias a Érase una vez la vida, los glóbulos blancos son una importante defensa del organismo para evitar infecciones, de modo que al dejar de producirlos somos susceptibles de una “super bajada de defensas” que puede provocar como en el caso de los ciudadanos británicos afectados, la muerte.

Este efecto adverso lleva escrito en el prospecto del Nolotil desde antes de que Farmacia Aleste llegase a Sevilla Este. Y en ciertos países como EEUU y Reino Unido no está comercializado como en España. Es un efecto adverso poco FRECUENTE, pero al ser un medicamento que por lo común de su uso se puede abusar de él, lo mejor es evitar la tentación para que no haya pecado.

Vaya… Llegados a este punto, ya estamos a punto de cargar contra nuestra Sanidad y los medicamentos que nos venden en la farmacia. En nuestra defensa diremos que existe una  posible predisposición genética a este efecto adverso y que esta herencia proviene precisamente de los países del Norte de Europa quienes quienes no se llevan bien con el medicamento de la discordia. En España, no obstante, no se han registrado datos relevantes sobre este efecto adverso, lo que apoya la teoría de la susceptibilidad genética. De todos modos, esto es algo que no es posible ni descartar ni confirmar al 100%.

Por ello lo mejor es usar siempre Nolotil bajo prescripción médica, un máximo de 7 días en dosis lo más bajas posibles y evitar el abuso que se hace de este tipo de analgésicos, que siempre hemos consumido y que nos funciona sin problema ni resultados adversos.

 

 

¡SOS piel! Por un rostro radiante después del Verano

Qué bien sienta el Verano, ¿verdad? Vacaciones, playita, sol, piscina, chiringuito…Pero todo termina… ¡ay ay!… y cuando vuelves a casa y te miras al espejo… ¡socorro! te encuentras el rostro acartonado. Tu moreno ya no brilla igual y tu piel tiene despigmentación y manchas, está seca o áspera, tiene los poros abiertos…

Que no cunda el pánico. Aquí tienes unos breves consejos para que en Otoño tu piel vuelva a lucir radiante en pocos días.

  1. Hidratación. El principal problema después del Verano es la deshidratación. Entre el cloro, el agua, la sal, el secarse al aire, y las noches de fiesta y alcohol -no lo neguemos ;-P-, la piel va perdiendo su humedad por mucho que te pongas la crema como de costumbre. Hazte con una buena crema hidratante en la farmacia, adaptada a tu tipo de piel, y aplícala dos veces al día. Para esto yo aconsejo la crema iluminadora y energizante Skin Delight, de Sensilis, que además tiene factor de protección. Ojo, si tu piel es ya de por sí seca o muy seca, necesitarás además una crema emoliente. ¿Cuál es la diferencia entre una hidratante y una emoliente? Pues que las emolientes tienen un plus de hidratación. Puede resultarte un poco densa o pastosa, no te la pongas por la mañana para salir a la calle, sino por la noche antes de acostarte, para que trabaje durante tus horas de sueño y no te resulte incómoda. Una emoliente que no falla es la A-LIPIK de Rilastil.

Si eres de las que les encanta cuidarse la piel, como yo, completa el tratamiento con una mascarilla facial dos veces a la semana. Si tu piel es grasa, una que limpie los poros, y si es mixta o seca, una nutritiva o hidratante. Te aconsejamos la línea de MartiDerm: Pure Mask (para pieles grasas y con acné), e Hidra Mask, para las secas.

Mascarilla para cuidar tu piel

  1. El aloe vera y el aceite de rosa mosqueta, tus mejores aliados. Combina la hidratación con estas dos maravillas que nos brinda la naturaleza. Ya sabes que ambos tienen propiedades calmantes, regenerantes e hidratantes. Pero por favor no te eches cualquier cosa. Hay muchísimos productos en el mercado que dicen tener aloe vera o aceite de rosa mosqueta, pero la proporción es muy pequeña y el efecto en tu piel será nulo. Tienen que ser puros, aloe vera de verdad, vamos…

Puedes ponerte el aloe vera después de la ducha, ¡qué frescor da! Espera unos minutos para que se absorba y enseguida te pones encima tu hidratante. Por ponerte un ejemplo, el Hidraloe de Sesderma es una buena opción, pues tienes el dos en uno: aloe vera+hidratante.

En cuanto al aceite de rosa mosqueta, mejor por la noche. Puedes alternarlo con la crema emoliente en caso de que necesites ésta última. Impregna un algodón y extiéndetelo por la cara, cuello y escote con suaves golpecitos. ¡Ojo! No hace falta que te pringues la cara hasta brillar como una estatua de cera… Seguro que conoces el aceite puro de rosa mosqueta de Thpharma. ¡Listo!

  1. ¿Quieres además prolongar tu bronceado? Toma mucho betacaroteno, ya sabes, zanahorias, calabaza y frutos rojos. Si eres una fanática o fanático del moreno, cógete un buen autobronceador. Insisto, no el de los chinos, porque después de todo lo que ha sufrido tu piel en verano, te la echarás abajo. Con el autobronceador hidratante para pieles sensibles de Avène puedes estar tranquilo.
  2. Peeling facial. Si más que prologar el bronceado, lo que quieres es devolver la luminosidad a tu rostro, evitar manchas, dar un tono homogéneo y disminuir arruguitas o líneas de expresión, tienes que regenerar la piel en profundidad. Opta por un buen peeling. Puedes ir a tu dermatólogo, pero la verdad, un buen peeling químico lo encuentras en la farmacia. Siempre por la noche antes de acostarse, y en los días posteriores es obligatorio evitar el sol a toda costa, ya que la piel nueva es muy sensible a todos los factores externos. Te recomiendo el tratamiento completo Revitalize, de Sesderma, que además del peeling tiene una crema con potentes antioxidantes para aplicar después.
  3. Limpiar, limpiar y limpiar. Antes de ponerte todo lo anterior, ¡limpia tu piel! Por si no lo sabes, te lo explico: cuando tu piel está limpia de células muertas e impurezas, todos los productos que te apliques se absorben mejor y tendrán más efecto. Dos veces al día, por la mañana y por la noche. ¿Y por qué por la manaña, si durmiendo no se me ensucia la cara? Pues por qué por la noche cuando dormimos es cuando más se regenera la piel, y cuando te levantas la tienes llenita de células muertas (créeme, aunque no las veas).

Utiliza una limpiadora suavita y sin demasiados químicos, como el Agua Micelar de Sehaqui. Tu piel te lo agradecerá.

  1. Protección solar a tope. No te descuides, sigue aplicándote tu protector solar. El sol no se va de vacaciones. Para estar seguros, Heliocare ultra SPF 90 UVA/UVB, en crema o en gel.
  2. Horror, ¡me han salido manchas! Amig@, esto ya es más gordo, pero tranquil@, te podemos ayudar. Pásate por nuestra farmacia, te asesoraremos maravillosamente. Y no te pierdas el taller para prevenir y combatir las manchas y la despigmentación que tenemos el 17 de octubre. Haremos dos turnos (mañana y tarde) para que te pases cuando mejor te venga. Puedes apuntarte en nuestro evento de Facebook. Será en nuestra farmacia, ¡y es gratis! Que no se te pase.

Grosso modo, aquí tienes lo más importante. Pero por favor, si tu caso es particular, o tienes alguna duda o pregunta que no hemos respondido en este post, ¡pásate a vernos!