5 ejercicios en casa para nuestros mayores

Te mostramos algunos ejercicios sencillos y seguros para que los mayores conserven su buena circulación y tono muscular dentro de casa:
  • Marcha en el sitio: Camina en el sitio con diferente intensidad y ve aumentando así tu ritmo cardiaco poco a poco. Ideal como calentamiento para seguir tu serie de ejercicios diarios.
  • Sentadillas asistidas: Colócate al borde de una silla estable o de la cama y realiza varias series levantándote y volviéndote a sentar. Si tu condición física te lo permite, levanta también los brazos para tonificar así el tren superior.

  • Flexiones de brazos: Coloca las manos extendidas sobre una pared y poco a poco baja el cuerpo y vuélvelo a subir. Es importante que los pies estén bien fijos para no resbalarnos.
  • Sortear obstáculos: Colocamos en el suelo un objeto como una almohada o un cojín e intentamos superarlo con una zancada. El tamaño y la distancia del objeto siempre será acorde con las capacidades de la persona.
  • Palo de la escoba: Aquí viene uno de nuestros favoritos. Nos sentaremos en una silla y tomaremos el palo de escoba por delante colocándolo a la altura de los ojos manteniendo los brazos estirados. Si nuestra forma física nos lo permite, podemos mover el palo hasta la altura de nuestra cabeza y repetir varias veces el ejercicio.
Levántate del sofá, apaga la televisión , ponte tu mejor chándal y, ¡a hacer ejercicio dentro de casa!

Mantén la salud también dentro de casa

Quédate estos días en casa pero sigue cuidando tu estado físico y mental a través del ejercicio y la buena alimentación. No pierdas ojo a estos consejos para hacer frente al COVID-19 sin salir de casa. ¡Podemos con el coronavirus!
  • No abuses de la pasta y el arroz y come más frutas, verduras y carnes magras
  • No olvides hidratarte bien, de 6 a 8 vasos diarios de agua
  • Para equilibar la falta de Vitamina D que nos proporciona el sol, aumenta la ingesta de lácteos enteros, y pescado azul. Tambien puede ser de lata.
  • Sigue manteniéndote en forma realizando flexiones, sentadillas, abdominales, siempre a corde con tu capacidad física.
  • No abusar de las pantallas; móvil, televisión, ordenador. Información sí pero controlada y siempre de fuentes ofciales.
  • Aprovecha para leer esos libros que tienes pendientes
Estas son algunas recomendaciones para que tus días en casa sean más llevaderos y sobre todo más saludables. Si necesitas más información, ¡pregúntanos!