Tipos de mascarillas: Protección y duración.

Si a estas alturas de pandemia todavía te haces un lío con las mascarillas es que no te has enterado de nada es normal porque ha sido mucha información de golpe que, además, ha ido variando desde el inicio hasta ahora.

Para colmo ocurre que mascarillas que a simple vista pueden parecernos iguales, no tienen nada que ver. Y para remate de los tomates, sucede que los niños vuelven al cole y todos queremos que estén protegidos de la mejor manera, tanto ellos como cualquier incauto que se cruce con ellos. Vamos al lío:

1. Mascarillas higiénicas

Se pueden comprar en cualquier establecimiento. Sí, son las que venden en el súper. Y pueden tener apariencia de la típica mascarilla azul de pliegues u otros modelos totalmente distintos, con dibujos y colores.

Son para uso de personas sanas y sirven de forma colectiva ya que protegemos a la sociedad. Si todos las usáramos sin asomar la nariz ni hacer el pirata cuando pensamos que no nos ven, adiós Covid.

¡Grandes noticias! Las hay para niños e incluso por edades. Existen tres tallas, por ratios para los niños entre los 3 y los 12 años.

¿Son de usar y tirar? Sí y no.

Las hay reutilizables. El fabricante debe indicar en el etiquetado cuántas veces se pueden lavar para que sean eficaces.

Si no son reutilizables hay que tirarlas después de su uso. Suele recomendarse que no se utilicen durante más de cuatro horas. O si se humedecen, hay que tirarlas antes.

¿Son eficaces?

La eficacia se de una mascarilla se mide por el EFB (para que no te suene a chino cuando lo veas en las etiquetas, significa: Eficacia de Filtración Bacteriana). Siempre debe ser igual o superior al 90%.

Si es inferior, por muy mona que sea, pasa de ella…

Luego hay otro dato importante: la respirabilidad. El valor que debes mirar es que la presión diferencial sea inferior al 60 Pa/cm2.

2. Mascarillas quirúrgicas

Sólo se pueden vender en farmacias y siempre deben presentarse en un formato que garantice su protección

Su uso, también es para personas sanas, pero Sanidad las considera prioritarias si tienes síntomas o si no los tienes pero eres positivo en Covid19.

Son de usar y tirar. Y su duración depende del fabricante pero igualmente lo normal es que no se pueden usar más de cuatro horas y si se mojan, imagina que ocurre como con los Gremlins…

Además, añadimos otro pero: tienen fecha de caducidad. Así que fíjate que estén frescas y listas para ti.

¿Son más eficaces? ¿Menos?

Pues su eficacia depende del tipo. Sí, hay más tipos pero solo dos, don´t panic.

  • Tipo I. Igual o superior al 95%
  • Tipo II. Igual o superior al 98%

Y por último la respirabilidad, que debe ser inferior al 29,4 Pa/cm2.

Las hay para niños y de hecho, están recomendadas para aquellos niños y niñas positivos por Covid-19, independientemente si tienen síntomas o no.

 

 

¿Qué mascarilla es la mejor para la vuelta al cole?

Vaya follón con la vuelta al cole… Todo el mundo se pregunta estos días… ¿Cuál es la mascarilla más indicada y que mejor puede protegerles?

Para empezar tomemos consciencia de que una mascarilla no solo sirve para protegernos a nosotros mismos. Son un elemento de protección colectivo. Si todos las llevásemos correctamente, ¡adiós Coronavirus!

Ahora bien ¿cuáles son las mejores?

Las mascarillas higiénicas reutilizables pueden ser la mejor opción, ya que es eficaz, sale más económica que andar comprando y tirando y además, es más sostenible con el Medio Ambiente.

Al principio de la era Covid se veían pocas mascarillas de este tipo y no sabíamos si eran del todo seguras pero claro… estábamos en primero de pandemia. Ahora ya sabemos… Qué requisitos deben cumplir:

√ Eficacia de filtración igual o superior al 90%

√ Respirabilidad < 60 (Pa/cm2)

√ NO deben poseer costuras verticales a lo largo de la nariz, boca y mentón

√ Existen distintas tallas: niño pequeño (3-5 años), niño mediano (6-9), niño grande (10-12) y adulto.

Fenomenal pero ¿hay que hacer un máster en ingeniería espacial para averiguar todo esto? No… Con comprobar en el etiquetado que cumplen la Norma UNE 0065:2020 vamos que chutamos.

Esta norma simplemente nos asegura que además de tener una filtración correcta, podemos respirar a través de ellas.

También en el etiquetado, se debe poder comprobar talla, duración, instrucciones, composición del material, mantenimiento, cómo lavarla y número máximo de lavados en caso de ser reutilizable.

Pero ¿les tengo que añadir filtro? ¿sin filtro no hay paraíso?

Nada de eso, las mascarillas que cumplen la norma UNE 0065:2020 no necesitan filtro ya que el tejido que conforma las mascarillas cumple por sí mismo los parámetros de filtración y respirabilidad

Pues mejor, que mejor, así no hay que añadirles nada y podemos dejarles sus mascarillas para que disfruten del cole con mucha ilusión y cero abrazos.

Y si no, que se lo digan a Martita de Graná…

 

7 archienemigos del verano y 7 maneras de prevenirlos

El verano está indisolublemente unido al sentimiento de pasarlo bien. De disfrutar. De tener vacaciones. De refrescarnos con un chapuzón o al aire libre. Pero tras estos buenos augurios se esconden siete problemas, siete, que pueden aguarnos la fiesta ¿Quieres conocerlos y saber cómo evitarlos?

 

Ojos rojos

Los ojos se secan no solo por la piscina o el agua y el sol, el aire acondicionado nos afecta más de lo que pensamos. En el coche, en la oficina, en casa, todo el rato aire acondicionado.

Unas gotas artificiales nos pueden ayudar a devolverles la humedad que necesitan. 

 

Pie de atleta

Se produce por el exceso de sudoración y por tener los pies húmedos ¿Cómo podemos evitarlo?

Usar chanclas siempre que te vayas a duchar en sitios públicos.

No usar calzado con el pie mojado.

También puedes prevenirlo con polvitos de esos para el olor de los pies. Pregúntanos y te diremos cuáles funcionan mejor. Ese polvito quita la humedad y tiene efecto antifúngico (anti hongos).

Si ya es tarde y lo has pillado, puedes pasarte a vernos y te recomendamos algún producto para combatirlo.

 

 

Cistitis

Las bajadas de defensa en ocasiones nos gastan esta mala pasada; el ir poco al baño; beber poco agua; tener el bañador mojado mucho tiempo…

¿Soluciones? Beber mucha agua y, en la medida de lo posible, no dejarte el bañador mojado mucho tiempo (puedes llevar una braguita de recambio). Ir al baño con más asiduidad.

Otro gran aliado es el arándano rojo. El arándano rojo es un preventivo que nos ayuda a que las bacterias no se peguen a las paredes de nuestro cuerpo y la infección no pase a mayores.

 

Estreñimiento

¿A quién no le afecta el estrés vacacional a la hora de ir al baño? Y esto sí que puede ser molesto…

Para evitarlo puedes llevar contigo comprimidos de aloe vera, que son naturales, y si los tomas por la noche al día siguiente te regularán correctamente.

 

Diarrea

Si el estreñimiento es molesto, estar con diarrea de vacaciones es la bomba…

Vamos a intentar prevenirla y si salimos de nuestra ciudad podemos recurrir al agua embotellada para que la diferente composición del agua no nos afecte.

Si la diarrea es potente podemos llevar con nosotros un poco de suero oral para no deshidratarnos y un probiótico intestinal para cortarla.

 

Picaduras

Jornada de ventanas abiertas, tiempo al aire libre y barra libre para los mosquitos.

Puedes prevenirlo con los sprays y cremas para ahuyentarlos. Y si ya te han picado puedes utilizar alguna pomada para aliviarte. Las hay naturales, incluso para los más pequeños.

 

Quemaduras solares

¿Qué decimos de esto? Quemarte hoy en día con toda la concienciación que hay es para hacérnoslo mirar ¿Te recordamos las pautas?

Protección solar cada 2 horas, después de haber sudado o tras un baño de más de 20 minutos. Ojo, que si te tiendes en la toalla, también puede restar eficacia ya que con el roce perdemos protección.

No vayas de valiente con aceites de coco a las tres de la tarde. Mira la protección SPF que requiere tu piel y ante la duda recurre a la más alta. Total, si te quemas el moreno te va a durar mucho menos…

Si ya es tarde, señora, y ahora nadie puede librarte de la rojez y el escozor de una quemadura, ¡no te pongas más al sol! Y pásate a preguntarnos porque hay sprays para calmar el dolor e hidratar la piel y evitar que salgan ampollas.

 

Pero ante cualquier duda, ¿sabes lo mejor? Venir a preguntarnos o incluso consultarnos por teléfono o por whatsapp. Estaremos encantados de ayudarte en nuestra farmacia de Sevilla Este.

 

 

 

 

 

 

 

 

Cómo llevar mascarilla y que tu piel no se resienta

Todos somos conscientes de lo necesarias que son las mascarillas, aunque con este calor, con estos sudores y con esas marcas que nos está dejando en la piel, podamos odiarlas.

Sin embargo, no por ello debemos bajar la guardia y dejar de usarlas, porque son la mejor manera de protegernos mientras el virus ande suelto. Por eso queremos contarte nuestros cinco básicos para que la mascarilla no te pese.

Los expertos recomiendan a las personas que vayan a pasar muchas horas con una mascarilla puesta que intenten evitar maquillajes como bases y correctores, al menos en la zona que va a quedar bajo la mascarilla. El primer motivo es que si el producto que utilizamos no es no comedogénico*, podría obstruir los poros y provocar brotes de acné.

* Un producto comedogénico es aquel que produce imperfecciones (puntos negros, barritos, espinillas) debido a que obstruye los poros de la piel

El segundo motivo es que la máscara puede arrastrar el maquillaje, provocando una oclusión de las glándulas sebáceas y empeorando la situación. Y por tanto: aparición de granitos indeseables.

  1. Usar un tónico/ agua termal

Si nuestra intención es prevenir afecciones de la piel, deberíamos intentar mantener sus bacterias a raya. La manera más sencilla y más rápida de conseguirlo es aplicar un tónico suave o pulverizar un agua termal en la zona donde reposa la mascarilla, varias veces al día. Así mantenemos la piel limpia en las zonas más expuestas.

Nuestra recomendación es el Agua termal Avene : Gracias a sus propiedades calmantes y su formulación con aguas terrmales, es ideal para las pieles sensibles. Se trata de una agua activa y única que tiene una composición invariable desde hace siglos, siendo reconocida por sus increíbles propiedades calmantes, antiirritantes y antiinflamatorias. Al vaporizarla, notarás una sensación de suavidad que te envuelve y te alivia.  Fácil para llevarla en el bolso y de aplicar para sentir su fresquito instantáneo.

2. Hidrata mucho la piel

Una piel limpia absorbe mejor cualquier cosmético que venga después, y una piel hidratada siempre será más elástica y más fuerte ante las agresiones. La barrera de protección de la piel es hidrolipídica*, cuanto más hidratada, mejor va a retener la humedad necesaria para estar sana.

* La película hidrolipídica es un envoltorio de protección que cubre toda la superficie de la piel y su función principal es defender a la piel de las bacterias, actuando como una barrera protectora externa.

La rutina de hidratación es especialmente importante cuando se va a utilizar una mascarilla y que no debemos olvidarnos ni por la mañana ni por la noche. Los principios activos reconocidos por su alto poder hidratante son la vitamina C y el ácido hialurónico. Ahora en verano podemos usar el Hydrabio de Bioderma o el fluido de C Vit de Sesderma.

Cuando se termine el día y te quites la mascarilla, no te olvides de una buena limpieza, porque es lo mejor para prevenir y mantener una piel limpia e hidratada. Olvídate de limpiadores más intensivos o incluso exfoliarte porque aparezcan granitos, esto puede alterar aún mas nuestra capa externa e irritarte más aún cuando te pongas la mascarilla… Lo mas recomendable es utilizar un limpiador con un pH equilibrado que elimine los residuos de grasa, suciedad y bacterias pero que al mismo tiempo sea suave con la piel. Sin fragancia, no comedogénico y que no irrite la piel.

3. Un limpiador suave

Como Bioderma Sensibio Gel Moussant o el agua micelar de la misma familia, que se aplica en un algodoncito y ahora en Verano es una manera fácil y refrescante de limpiar nuestro rostro.

 

Si a pesar de todos los cuidados, y porque tu trabajo te obliga a un uso intensivo de la mascarilla, tienes la piel seca y dañada, podemos utilizar hidratantes más potentes, que te aliviaran rápidamente.

Un clásico de siempre el Aquaphor de Eucerin, es una pomada reparadora forrmulada sin agua pero con activos muy hidrantantes como el pantenol, parafina, bisabolol y glicerina, que van a acelerar a la regeneración cutánea en pieles super dañadas.

Otra que ha sido un must esta temporada y también nos encanta es la de Cerave que también incluye en su fórmula acido hialurónico que nos ayuda a mantener la humedad para una piel sana.

Si tienes marcas en la zona de nariz y pómulos puedes utilizar cremas reparadoras con árnica, como el cicabio árnica de Bioderma, que se suelen también recomendar tras tratamientos estéticos para tratar las quemaduras de la piel.

Y ojo, que ahora que estamos en Verano, pensamos que como la mascarilla nos tapa no es necesario usar protección solar… Pero aunque las mascarillas filtran virus y bacterias nadie ha hablado de rayos UVA/UVB. Así, que lo mejor es usar una protección solar debajo de ella 😉

Si notas que las mascarillas te ocasionan lesiones más severas y dermatitis que no encuentra alivio, lo mejor es visitarnos en la farmacia y nosotros con el dermoanalizador intentaremos aconsejarte de manera más personal.

Maleta del hospital para madres primerizas

A punto de dar a luz con el «que esta hora se me haga corta» presente. O no, porque tengo aún mil cosas que dejar listas… La maleta para el pequeño Jaime y la mía sí las tenemos listas: básica, rápida y de una madre primeriza que en este confinamiento se ha preparado a conciencia.

Comenzamos con lo necesario para el peque; que para eso es el protagonista del día.

-> Obviamente Ropita de primera puesta: 5 bodies, 2 pijamitas, patucos, gorrito y manoplas  y algo más decente para cuando se haga su primera foto en la salida del hospital… También alguna cosita regalada por las abuelas, para que puedan presumir en los grupos de whatsapp.

-> Pañales, talla cero. Para recoger ese chapapote llamado meconio que es la primera caca del bebe. Además de una cremita para el culito para evitar las primeras irritaciones en esas zonas tan intimas. En mi caso, llevamos la de Sebamed baby, que es calmante, se absorbe muy bien y su composición protege la piel delicada de nustro pequeño.

-> Otros productos de aseo, como el jabón Syndet de la misma marca y su loción corporal. Aunque a los bebes no hace falta bañarles todos los días y con agua es suficiente. Su primer baño va a ser súper respetuoso con su piel y buscamos que mantenga su manto lipídico, que le protege a su piel aún en formación.

-> Para curar el cordón umbilical,  siempre se ha recomendado algún antiséptico, aunque actualmente las matronas y pediatras nos han informado que con limpiarlo bien y mantenerlo seco es suficiente, siempre por fuera del pañal, para su cicatrización y posterior caída.

-> ¡¡¡¡Muchas ganas de verle!!!! De eso no nos falta…

Qué debes llevar en tu maleta cuando vas a dar a luz

¿Y qué necesita la mami?

Mejor estar preparada y saber un poco que tras la bonita etapa del embarazo, viene una etapa más desconocida que da para otro post: el posparto y cómo nos debemos cuidar.

-> No olvidar la documentación con todas tus analíticas y también las ecos que tengas.

-> Camisones para facilitar la lactancia o en el caso que no vayas a darla, el piel con piel, porque es como más se va a calmar el peque, está acostumbrado a sentirnos cerquita cerquita, para que a la primera de cambio lo alejemos de nosotras.

-> Sujetadores de lactancia: tanto para las que vamos a dar la lactancia como las que no, porque el organismo se prepara para ello y tus pechos van a estar si no lo están ya más turgentes e hinchados de lo normal. La producción de leche se está activando en nuestro organismo…. y todas sabemos lo incomodo que es un sujetador que apriete.

-> Ropa interior desechable o de algodón (no hace falta que este nueva) Aunque queramos ser glamurosas en nuestro postparto, estrenar lencería fina para mancharla y estropearla no es lo suyo. Tras el parto, mientras el útero vuelve a su tamaño original y el resto de los órganos se recolocan, vamos a star sangrando como si fuera una regla, con la incomodidad posible de tener algún que otro punto por el parto… Lo mejor, braguitas desechables de algodón y usar compresas post parto de celulosa que sean lo más respetable con nuestra zona intima dolorida.

-> Si vas a comenzar a dar el pecho puedes ir con algunos discos de lactancia, para evitar manchar el sujetador que lleves y algún producto por si mientras te adaptas al agarre del pequeño se forma alguna grietecilla… Sobre lactancia también hablaremos en otro post.

-> Productos de higiene, jabón suave y gel para la zona intima, por si nos han puesto puntos. En mi caso Epixelle

-> Muchas veces te recomiendan llevar una faja post parto. Yo no soy fan, porque sí, es verdad que está bien para verse mejor esa barriguita flácida que se nos va a quedar… ¡¡¡¡pero es que es normal!!!! Y además, al comprimir, presionas mucho la musculatura del suelo pélvico, que ya viene de trabajar lo suyo, para meterle mas caña. Sí es aconsejable, y ayuda a cerrar la pelvis que se ha abierto en el parto, el uso de un cinturón pélvico. Te aliviará.

-> Mucha alegría y paciencia para esta nueva etapa

Qué llevar en la maleta cuando vas al hospital