¡Dejar de fumar sí es posible!

Si una cosa nos ha enseñado 2020 es lo importante que es la salud. Todo este tiempo en casa y toda esa inactividad nos pasan factura pero, además, ahora tienes otro motivo para tener tus pulmones al 100%. Un enemigo invisible del que hace un año apenas sabíamos nada: El Coronavirus. 

Si aún no has sido capaz de dejar de fumar, no pasa nada. En Farmacia Aleste decimos: mejor tarde que nunca. Y es que al final cualquier momento es bueno para un comienzo.

Por eso, en primer lugar, queremos compartir contigo esta infografía con los pasos necesarios para solicitar financiación por parte del Sistema Nacional de Salud para dejar de fumar.  

 

 

¿Por qué es importante dejar de fumar?

Porque el consumo de tabaco es un factor de riesgo y nosotros velamos por tu salud. Además de ser un factor de riesgo evitable sobre el que nosotros podemos ayudarte de forma eficaz.

El tabaco aumenta la mortalidad y está asociado a enfermedades como cáncer de pulmón, EPOC, cáncer de laringe, esófago y faringe.  Sin olvidar, que hacemos fumadores pasivos a quienes nos rodean, lo que aumenta su riesgo de sufrir enfermedades.

 

¿Te faltan razones?

Aquí van más: el tabaco crea malestar, disminuye nuestra capacidad respiratoria, estropea nuestra piel y un largo etc que, como hemos dicho, se puede evitar.

Para abordarlo, el paciente, tú, tiene que tener la motivación para dejarlo y proponernos un día para cesar el consumo. A partir de ahí iremos buscando alternativas y ayudando a superar la dependencia.

¿Cómo lo vamos a tratar?

Teniendo claro que fumar es una adicción podemos ayudarnos en un principio con fármacos, con un tratamiento sustitutivo con nicotina; los famosos parches, los chicles o con otros medicamentos que nada tienen que ver con la nicotina.

¿Cuál es nuestro objetivo?

Reducir el síndrome de abstinencia, y evitar recaídas. Comprendiendo nuestro comportamiento y las situaciones que nos inducen a fumar, podemos ayudarte evitar la tentación. Conocemos mil y una estrategias para cambiar este mal hábito.

El hándicap que mucha gente encuentra a la hora de afrontar el reto de dejar de fumar es el miedo a ganar peso. Normalmente se ganan unos 3 kilos, pero tranquilidad porque también podemos tomarnos eso como un objetivo más: mejorar nuestra educación nutricional, disminuyendo los ultraprocesados y aumentando el consumo de frutas y verduras. Casi se podría decir que cumpliríamos los dos propósitos que nos hacemos cada año 😉

Si ya te has decidido, vente y planificamos tu día D: tiraremos todos los cigarrillos, esconderemos los ceniceros, a la basura los mecheros, y lavaremos toda la ropa que huela a tabaco…  

Recuerda, un viaje de 1000 km comienza siempre con un primer paso, déjanos acompañarte y si hace falta ¡tirar de ti cuando las fuerzas decaigan!

Como decían The Beatles con un poco de ayuda de tus amigos…

¡Tenemos el antídoto para las indigestiones en Navidad!

¿Quieres saber cómo evitar las molestias digestivas? 

Si a pesar de haber intentado seguir todos nuestros consejos, y sin haber llegado a terminar el plato siquiera ¡ya tengas dolor de tripa!, es que necesitas ayuda. Los excesos pasan factura y por eso en estas fechas aparecen molestias digestivas, las más frecuentes son las diarreas, la acidez o las indigestiones pero también se pueden producir pancreatitis, tanto por movilización de piedras en la vesícula, como por el consumo de alcohol o comidas muy grasas.

Algunas claves para evitar que estos problemas:

  • Compensar unas comidas con otras. Antes de la comida festiva es recomendable consumir verduras o alimentos a la plancha. Nunca hay que saltárselas porque cuanta más hambre, más excesos se comenten.
  • Intentar controlar el consumo de alcohol. Para ello es recomendable alternar con agua. Recuerda que el alcohol aporta calorías vacías y deshidrata. Así evitaremos la temida resaca.
  • Contra el ardor evita las comidas copiosas y grasas, el alcohol y el tabaco. Puedes acudir a remedios como las infusiones de manzanilla con anÌs, o el hinojo, sales de frutas o bicarbonato o adquirir algún antiácido en la farmacia como el Almax Forte.
  • Dejar dos horas desde la ingesta hasta irse a dormir. Dar un paseo después de comer ayuda mucho.

Algunas ayuditas externas:

Si a pesar de todo crees que no vas a ser capaz de evitar pecar de vez en cuando y ya que al fin y al cabo la Navidad es solo una vez al año, existen productos que permiten bloquear las calorías de estas comidas ricas en hidratos o grasas.

  • El Lipocrom, que absorbe las grasas más rápidamente que el Chitosán y no provoca el efecto secundario de la diarrea.
  • El Fabenol, extracto de judía (Phaseolus vulgaris L.) limita la absorción de los hidratos de carbono. En conjunto reduce considerablemente el valor calórico de la comida junto a la que se toma, fomentando así que se quemen las grasas acumuladas que tenemos en el organismo. Además contiene picolinato de cromo que regula los niveles de glucosa sanguíneos y los picos de insulina, produciendo un mejor control del apetito.
  • Otro producto de la misma línea es el HCgras 100 de Nutricion Center, que tiene un efecto dos en uno, es capaz de absorber grasas y además bloquear los hidratos de carbono de estas comidas copiosas.

HCgrass se puede tomar de dos maneras: de forma puntual en un exceso de comida, o de forma diaria como tratamiento. En el primer caso, hay que tomar dos cápsulas juntas hasta dos minutos antes de la comida copiosa; como tratamiento, se toma una cápsula antes de la comida principal, que suele ser al mediodía.

Para desengrasar:

En esos días entre comida o comida, te recomendamos no saltarte ninguna ingesta y desintoxicar tu organismo ayudado de alimentos como:

  • Alcachofa: Rica en fibra y en sustancias como la cinarina, con propiedades estimuladoras de la vesícula biliar, protectora del hígado y otras sustancias diuréticas y digestivas. Favorece el funcionamiento del hígado. Además, su contenido en inulina, mejora la digestión y la flora intestinal.
  • Calabacín: Apenas tiene grasas ni calorías y es rico en nutrientes. Tiene un contenido moderado de fibra y altos niveles de potasio, que ayuda a eliminar toxinas. Contiene fósforo, calcio y magnesio y vitaminas B9, A, C y D. Además es muy diurético.
  • Piña: Es una fruta baja en calorÌas muy diurética y por su alto contenido en fibra previene el estreñimiento. Además activa el metabolismo y la eliminación de grasa, facilitando la digestión. Es rica en vitaminas C, B1, B6, ácido fólico y minerales como el potasio. Contiene una enzima llamada bromelina que contribuye a mejorar la digestión y destruirlos parásitos intestinales.
  • Papaya: Cuenta con un valor calórico bajo. Destaca su aporte de potasio y es una fuente muy importante de vitamina C, asÌ como de provitamina A. Contiene pequeñas cantidades de una enzima, la papaína, que ayuda a digerir las proteínas. Además tiene mucha fibra.
  • Setas: Solo cuentan con 20 calorías por cada 100 gramos gracias a su alto contenido en agua. Contienen ergosterol, que puede transformarse en vitamina D, por ello favorecen la absorción de calcio y fósforo, lo que contribuye a la mineralización de huesos y dientes. Acumulan buenas cantidades de vitaminas del grupo B. En concreto, destaca su aporte de vitaminas B2 y B3, además de ser fuente de algunos minerales como yodo, potasio y fósforo. ¡Y están muy ricas!
  • Pomelo: El 90 por ciento de su contenido es agua y por eso sacia el estómago. Tiene menos calorías que otros cítricos, como la naranja, la mandarina o el limón. Cuenta con un alto contenido en vitamina C y ácido fólico, carotenoides antioxidantes y minerales de potasio y magnesio. Favorece la digestión de los alimentos, sobre todo aquellos ricos en grasas.
  • Tomate: Alimento poco energético (20 calorías por 100 gramos), compuesto sobretodo de agua e hidratos de carbono. Es una fuente interesante de fibra, minerales como el potasio y el fósforo, y de vitaminas, entre las que destacan la C, E, provitamina A y vitaminas del grupo B, en especial B1 y niacina o B3. Además, presenta un alto contenido en carotenos como el licopeno, pigmento natural que aporta al tomate su color rojo característico. Es una importante fuente de antioxidantes.

Esperamos que este post os sirva a todos para estas Fiestas y para cualquier cosa que necesitéis. Os esperamos con un mazapán en Farmacia Aleste.

¡Felices Fiestas!

 

Los frutos rojos y todos sus beneficios

¡Hoy hablamos de frutos rojos y de toooooodos los beneficios que traen!

Nos referimos principalmente a fresas, arándanos, moras y frambuesas (también podemos incluir las endrinas y las grosellas). Son frutas del bosque, a las que se da el nombre de frutos rojos por la presencia de este color en el interior o en el exterior (aunque algunos son azules).

¡Vamos a estudiarlos uno por uno!

Fresa: Es una excelente fuente de vitamina C, manganeso y fibra. Por otra parte, contiene micronutrientes esenciales como el potasio, folato y la vitamina K. Su consumo debemos relacionarlo con la prevención de enfermedades cardiovasculares. También presenta una pequeña cantidad de ácido salicílico, por lo que se le ha llamado“la aspirina roja”. Puesto que su poder antioxidante lucha contra los radicales libres, refuerzan además el sistema inmune y evita gripes y resfriados.

Arándano: Estos ricos frutos, presentan un potente antioxidante conocido como protocianidina. Es probablemente el fruto con mayor poder antioxidante que existe. Desde la antigüedad se ha utilizado para el tratamiento de la cistitis e infecciones en el tracto urinario. Presenta también luteina, que mejora la función de la vista. Por si esto fuera poco, su consumo se relaciona con menores niveles de colesterol y una copa de vino de arándanos, además,  facilita las malas digestiones 😉 . Todo son ventajas, están muy ricos ¡y son además bajos en calorías!

Endrina: Seguro que por este nombre no caes en qué fruta es….te damos una pista….¡pacharán!. A partir de ellas, se obtiene este famoso licor. Es una fruta de bajo contenido calórico y con una sorprendente cantidad de vitamina C, que  es un antioxidante estrella que ayuda a la fabricación de colágeno y a la lucha con los radicales libres….y mejora nuestras defensas, aumentando la resistencia del sistema inmune.

Frambuesa: Son ricas en fibra y también destaca su contenido en vitamina C… Además, ¡también aporta muy pocas calorías! Pero nos proporciona minerales como el potasio, el magnesio y el calcio, micronutrientes esenciales para nuestro organismo. El alto contenido en fibra, las hace nuestra mejor aliada para luchar contra el estreñimiento de manera natural. Además como su color rojo indica, la presencia de flavonoides que mejoran la circulación sanguínea y actúan como antioxidante que retrasan el envejecimiento.

Mora: También están en el top ten de máximo poder antioxidante. Son ricas en antiocianinas, por eso presentan pigmentación oscura (aunque también las hay rojas). Estos activos, reducen la inflamación y el efecto de los radicales libres sobre las células. Algunos estudios le confieren propiedades antitumorales para el cáncer de mama y colon.

¡Pues ya están presentados! Al incluirlos en nuestra dieta, nos metemos una buena inyección de sustancias beneficiosas sin renunciar a sabores dulces, a los colores intensos y alegres que decoran nuestros platos, haciendo que el menú diario sea más apetecible :-).

 

 

 

Tipos de mascarillas: Protección y duración.

Si a estas alturas de pandemia todavía te haces un lío con las mascarillas es que no te has enterado de nada es normal porque ha sido mucha información de golpe que, además, ha ido variando desde el inicio hasta ahora.

Para colmo ocurre que mascarillas que a simple vista pueden parecernos iguales, no tienen nada que ver. Y para remate de los tomates, sucede que los niños vuelven al cole y todos queremos que estén protegidos de la mejor manera, tanto ellos como cualquier incauto que se cruce con ellos. Vamos al lío:

1. Mascarillas higiénicas

Se pueden comprar en cualquier establecimiento. Sí, son las que venden en el súper. Y pueden tener apariencia de la típica mascarilla azul de pliegues u otros modelos totalmente distintos, con dibujos y colores.

Son para uso de personas sanas y sirven de forma colectiva ya que protegemos a la sociedad. Si todos las usáramos sin asomar la nariz ni hacer el pirata cuando pensamos que no nos ven, adiós Covid.

¡Grandes noticias! Las hay para niños e incluso por edades. Existen tres tallas, por ratios para los niños entre los 3 y los 12 años.

¿Son de usar y tirar? Sí y no.

Las hay reutilizables. El fabricante debe indicar en el etiquetado cuántas veces se pueden lavar para que sean eficaces.

Si no son reutilizables hay que tirarlas después de su uso. Suele recomendarse que no se utilicen durante más de cuatro horas. O si se humedecen, hay que tirarlas antes.

¿Son eficaces?

La eficacia se de una mascarilla se mide por el EFB (para que no te suene a chino cuando lo veas en las etiquetas, significa: Eficacia de Filtración Bacteriana). Siempre debe ser igual o superior al 90%.

Si es inferior, por muy mona que sea, pasa de ella…

Luego hay otro dato importante: la respirabilidad. El valor que debes mirar es que la presión diferencial sea inferior al 60 Pa/cm2.

2. Mascarillas quirúrgicas

Sólo se pueden vender en farmacias y siempre deben presentarse en un formato que garantice su protección

Su uso, también es para personas sanas, pero Sanidad las considera prioritarias si tienes síntomas o si no los tienes pero eres positivo en Covid19.

Son de usar y tirar. Y su duración depende del fabricante pero igualmente lo normal es que no se pueden usar más de cuatro horas y si se mojan, imagina que ocurre como con los Gremlins…

Además, añadimos otro pero: tienen fecha de caducidad. Así que fíjate que estén frescas y listas para ti.

¿Son más eficaces? ¿Menos?

Pues su eficacia depende del tipo. Sí, hay más tipos pero solo dos, don´t panic.

  • Tipo I. Igual o superior al 95%
  • Tipo II. Igual o superior al 98%

Y por último la respirabilidad, que debe ser inferior al 29,4 Pa/cm2.

Las hay para niños y de hecho, están recomendadas para aquellos niños y niñas positivos por Covid-19, independientemente si tienen síntomas o no.

 

 

¿Qué mascarilla es la mejor para la vuelta al cole?

Vaya follón con la vuelta al cole… Todo el mundo se pregunta estos días… ¿Cuál es la mascarilla más indicada y que mejor puede protegerles?

Para empezar tomemos consciencia de que una mascarilla no solo sirve para protegernos a nosotros mismos. Son un elemento de protección colectivo. Si todos las llevásemos correctamente, ¡adiós Coronavirus!

Ahora bien ¿cuáles son las mejores?

Las mascarillas higiénicas reutilizables pueden ser la mejor opción, ya que es eficaz, sale más económica que andar comprando y tirando y además, es más sostenible con el Medio Ambiente.

Al principio de la era Covid se veían pocas mascarillas de este tipo y no sabíamos si eran del todo seguras pero claro… estábamos en primero de pandemia. Ahora ya sabemos… Qué requisitos deben cumplir:

√ Eficacia de filtración igual o superior al 90%

√ Respirabilidad < 60 (Pa/cm2)

√ NO deben poseer costuras verticales a lo largo de la nariz, boca y mentón

√ Existen distintas tallas: niño pequeño (3-5 años), niño mediano (6-9), niño grande (10-12) y adulto.

Fenomenal pero ¿hay que hacer un máster en ingeniería espacial para averiguar todo esto? No… Con comprobar en el etiquetado que cumplen la Norma UNE 0065:2020 vamos que chutamos.

Esta norma simplemente nos asegura que además de tener una filtración correcta, podemos respirar a través de ellas.

También en el etiquetado, se debe poder comprobar talla, duración, instrucciones, composición del material, mantenimiento, cómo lavarla y número máximo de lavados en caso de ser reutilizable.

Pero ¿les tengo que añadir filtro? ¿sin filtro no hay paraíso?

Nada de eso, las mascarillas que cumplen la norma UNE 0065:2020 no necesitan filtro ya que el tejido que conforma las mascarillas cumple por sí mismo los parámetros de filtración y respirabilidad

Pues mejor, que mejor, así no hay que añadirles nada y podemos dejarles sus mascarillas para que disfruten del cole con mucha ilusión y cero abrazos.

Y si no, que se lo digan a Martita de Graná…