¿Hay vida después de la Feria?

Después de habernos puesto a dieta, de la operación traje de flamenca, de lograr caber un año más en el vestido y de lucir palmito en una de nuestras semanas grandes, llega la Feria y nos hartamos de comer y beber de todo… De todo lo que no se debe: pescaito frito, croquetas, tortilla, manzanilla… Al final nos hinchamos y no sólo el traje deja de quedarnos tan bien como al principio, sino que las consecuencias siguen dejándose notar días después… 

Por eso ¡¡Vamos a contaros algunos trucos post Feria!!

  1. Las comidas

Intenta comer despacio y masticando bien, en pequeñas cantidades. En Feria sabemos que ha sido casi imposible, porque aunque lo intentemos, la mayoría de platos los compartimos  y perdemos el control sobre las proporciones que comemos. Siempre es preferible que tomes algo para ti y luego comas algo del compartido.

Seguro que con el calor de la caseta no hemos podido evitar las bebidas gaseosas…y para calmar la sed entre manzanilla y fino, habría sido mucho mejor una botellita de agua en mano que atenuara mejor el efecto de deshidratación del alcohol…

Para los desayunos y la depuración de Feria, vamos a incluir una dieta rica en frutas, como el kiwi  que facilita la digestión porque contiene actinidina, una enzima que contribuye a romper las proteínas de diferentes alimentos como la ternera, el pollo, el pescado, las legumbres, los cereales, los lácteos y el huevo.

  1. Hidratación

El estreñimiento es otro de los caballos de batalla digestivos que suele dar la cara cuando cambiamos abruptamente nuestra dieta. Afecta al 20% de la población, sobre todo a mujeres y personas muy nerviosas. Como no existe una solución médica definitiva, lo mejor será prevenirlo, ¿no?

La primera medida es hidratarse correctamente. La cantidad de agua que necesita nuestro organismo varía en función de diversos factores como la edad, el sexo, la actividad física, dieta y el clima.

En nuestro caso, adultos sanos, con actividad física moderada debemos tomar 2 litros de agua al día en el caso de los hombres y 1,6 en las mujeres. Seguro que ahora estás pensando y te das cuenta que no cumples este mínimo… 

     3. Fitoterapia, tu gran aliada

Existen preparados a base de plantas medicinales que pueden ayudar a combatir las molestias. Hay plantas que favorecen la digestión, como la menta verde, la menta poleo o la manzanilla -esta vez hablamos de la infusión, ¡ojo!-. Otras previenen los gases, como el anís estrellado o el hinojo. Para  la función hepática, que vamos a necesitar que esté en sus mejores condiciones, nada como la alcachofa o el boldo. Y para aliviar el estreñimiento, semillas de plantado si es crónico y para ocasional mejor tomar sen o frángula.

  1. Da la bienvenida a los probióticos

¿Qué son los probióticos? Se trata de organismos vivos presentes en algunos alimentos  o en preparados farmacéuticos que tienen su indicación fundamental en el tratamiento de cuadros de diarreas. También se emplean en el tratamiento de la distensión abdominal o en el síndrome de intestino irritable. Por eso, es bueno que en ocasiones tomemos un suplemento con probióticos, que nos ayudará a proteger nuestro aparato digestivo y a reforzar nuestra flora bacteriana (que el alcohol destroza… todo sea dicho). Para que realmente sean efectivos, es mejor tomarlos en ayunas o por la noche antes de acostarse.

  1. Disfruta de los aceites esenciales

Los aceites esenciales, aunque no te lo creas, tienen una gran aplicación para combatir las molestias digestivas. La canela de Ceylan (Cinnamomun verum) para la digestión o el limón (Citrus limon) para los gases.  Pero es importante usarlos correctamente para lograr un buen resultado terapéutico. Quizás estemos poco familiarizados con ello, pero un remedio natural para la indigestión es tomar una gota de aceite esencial de jengibre y a los 10 minutos una gota de menta piperita. No te asustes, se toman sobre un terrón de azúcar 🙂  

Esperamos que estos consejos os ayuden a recuperados de los dolores de tripa post-Feria… Para cualquier duda, ¡nos vemos en Aleste!

Cómo sobrevivir a la Feria. Los expertos opinan.

Sevilla entra en el ecuador de su Semana Grande con dedicación en cuerpo y alma al Real de la Feria. Y es que hay verdaderos profesionales en esto de ser feriante, por eso esta semana hemos preferido acudir a uno de ellos para tener de primera mano los mejores consejos estos días.

Ana, a quien posiblemente conozcáis de alguna publicación anterior, se define como “feriante profesional”. Aunque vive fuera de Sevilla desde hace ya quince años, no falta a su cita con los flecos y los volantes cada abril.

Aleste: ¿Qué significa eso de ser “feriante profesional”?

Ana– Bueno, en feria son las únicas vacaciones que no perdono ningún año mientras pueda, y durante toda la semana vivo en y para la feria… De hecho, este evento supone más del 3 % de PIB de la ciudad, por eso yo, medio en broma medio en serio, suelo reivindicar un sueldo para los que nos dedicamos a tiempo completo a dar vida al Real…  

Aleste: ¿Existe algún requisito en particular para ejercer de feriante?

Ana– Sí y no. Pese a que aparentemente es algo al alcance de cualquiera, la vida del feriante profesional es dura, muy dura… jajaja. Requiere dedicación plena, no ya en los días de la Feria en cuestión, sino también en la fase de preparación, que yo llamo “Operación traje de Flamenca”.  Para mí no existe la operación bikini, ¡mi objetivo hay que alcanzarlo mucho antes!

Ah, y casi se me olvidaba…hay que preparar con suficiente antelación el “kit del feriante”.

Aleste: ¿Kit del feriante? ¿Podrías explicarnos en qué consiste?

Ana– ¡Claro! A ver, la verdad es que el mío en particular ha ido evolucionando con los años, la edad no perdona… Pero sin duda hay elementos que no deben faltar en el kit, sea cual sea la edad de quien se proponga sobrevivir a una feria.

Este es el kit básico de un profesional de la Feria de Sevilla: 

– Natura Mix revigorizante de Aboca . De esta manera sé que estaré a tope para disfrutar de la fiesta y “lo que el cuerpo aguante”, lo aguantará mucho mejor.

– Para evitar levantarte y al ir a enfundarte el traje de flamenca pensar… ¡Menudo careto!, es imprescindible tener Acglicolic Liposomal Serum y C-Vit Liposomal Serum de Sesderma.

-Desde hace unos años ya, noto que el estómago no aguanta tanto como antes…¡Y no hay nada peor que una tarde-noche de Feria con indigestión! Así que incorporé a mi kit el protector de estómago: un clásico, Almax. 

-Y por último, siempre me acompañan en el bolsillito del traje las pastillas para la garganta. Tengo bastante tendencia a la afonía, y eso que lo de cantar no se me da nada bien… Pero para quienes sí tengan ese envidiable don, Strepsils ¡no falla! 

Aleste: Pues sí que vas a resultar profesional, sí… ¿y dices que aún quedan más cosas?

Ana- Efectivamente 🙂 Hay que estar preparados también para “el después”, ya sea de una jornada intensa de festejo o de la finalización de la semana “de trabajo”.

-Siempre conviene tener a mano también las tiritas para ampollas Compeed, que una mala rozadura puede amargarte toda una feria.

-La solución Aquilea Piernas Cansadas  es ya algo sin lo que no puedo pasar una Feria. Los profesionales que nos tomamos esto en serio no escatimamos en horas, y si echamos cuentas será fácil que superemos las jornadas de muchos de los camareros de las casetas… así que es importante que en el rato que dormimos, nuestras piernas tengan también un merecido descanso.

Aleste: Bueno, con este arsenal seguro que pasas una feria estupenda…

Ana- ¡Eso espero! Pero ya os digo, la vida del feriante es muy dura… 

 

Share This Post

 

Antes del bikini llega el traje de flamenca…

¡Ya huele a Feria, ya huele a Feria! Pues claro que huele, si es que estamos de lleno en la semana grande de Sevilla. Y todo se llena de fiesta y alegría ¿Todo? Bueno, hay un momento crítico estos días: ponerte el traje de gitana. 

Vamos a ver qué podemos hacer antes de la Operación Bikini en la Operación NoSinMiTraje.

Empecemos por una pregunta primordial: ¿Por qué queremos cuidarnos?

Comer sano contribuye a nuestro bienestar, promueve la salud y previene las enfermedades. Una dieta saludable tiene en cuenta: cantidad, variedad de alimentos, frecuencia, tiempo de consumo y organización de las comidas en función de nuestro estilo de vida.

Desayunar es de campeones.

Después de las horas de ayuno nocturno, el desayuno es la primera comida del día.  Esta primera ingesta permite empezar la jornada en las mejores condiciones para un mayor rendimiento físico e intelectual.

Dale color a tus días con 5 piezas de fruta o verdura

Las frutas y verduras con muy ricas en antioxidantes, en vitaminas A y C, ácido fólico y minerales como Magnesio, Calcio, etc. También contienen gran cantidad de fibra que facilita el tránsito intestinal; al ser ricas en agua nos ayudan a mantenernos bien hidratados y lo mejor de todo, tienen pocas calorías, así que engordan poco. ¿Qué más podemos pedir? No dudes de pecar entre horas con alguna pieza de fruta.

No temas el cuchareo… Potaje de Garbanzos y espinacas. Spanish cuisine.

La mayoría de los platos “de cuchara” forman parte de nuestra tradición culinaria, con lo que contribuimos a mantener nuestra cultura. Los alimentos ricos en hidratos de carbono dan sensación de saciedad y se ajustan a precios razonables, comiendo mejor por menos dinero.

¿Mejor carne o pescado?

El pescado es un alimento comparable a la carne y a los huevo en su riqueza proteica, pero su perfil graso es mucho más beneficioso, puesto que contienen cantidades importantes de acidos grasos omega 3, que aumentan el “colesterol bueno” o HDL y reducen el “colesterol malo” o LDL.  

¡¡Cuidado con las grasas!!

Disminuir la grasa total de nuestra dieta es saludable y ayuda a no ganar peso, aunque cierta cantidad de grasas es indispensable; eso sí, con criterio.  Tenemos que estar atentos al grado de saturación de las grasas. Las grasas saturadas, que elevan el colesterol e incrementar el riesgo de padecer problemas cardiovasculares, son las grasas de origen animal. Las grasas insaturadas son beneficiosas para la salud, siempre de manera moderada. Por una parte están los ácidos grasos omega 6 y omega 3 (en pescado, frutos secos…) y por otra el ácido oleico, grasa monoinsaturada que se encuentra en el aceite de oliva y es la reina de la corona: nos ayuda a bajar el colesterol y previene problemas cardiovasculares.

¿Y qué son las grasas trans? Las grasas trans son grasas de origen vegetal que se han “saturado” de manera industrial para fabricar alimentos. Es como si comieramos una grasa “super”saturada,  cuya composición química no es natural y por tanto ¡¡desaconsejables para la salud!! Vamos a evitarlas este 2015, quita de la lista de la compra la bollería industrial, las pizzas congeladas y muchos snacks.

¡Muévete y ponte en forma!

No todo es la dieta…es necesario, cuando queremos perder peso, también hacer ejercicio. Practicar algún deporte es la mejor manera para a la vez que nos divertimos cuidamos de nuestra salud. Escoge el deporte que mejor se adapte a tus circunstancias y gustos. Evita la monotonía y el aburrimiento programando un entrenamiento que te permita mejorar de forma progresiva y de manera racional… Si nunca has corrido, ¡no intentes correr una maratón el primer día! Hacer ejercicio, además de los mucho beneficios físicos que aporta a la salud, también nos ayuda a nivel psíquico, debido a que liberamos gran cantidad de endorfinas, la hormona de la felicidad. No lo dudes y conviértelo en un hábito de tu vida :-).

Nosotros, en Farmacia Aleste, estamos muy concienciados con la promoción de la salud y consideramos que una dieta sana y equilibrada es uno de los pilares para ello. Queremos ayudarte a alcanzar tus propósitos este 2019 y cuentas con nuestra nutricionista para alcanzar tu peso ideal y estar estupenda para lucir el traje de flamenca.

¡Pide cita cuando quieras!

 

Toca protegerse del sol

Toca estar alerta con el sol, para no tener que lamentarlo después. Sin excusas. Las claves: controlar el tiempo de exposición y hacer buen uso de los productos solares que protejan la piel.

La conciencia por proteger la piel del sol ha aumentado de manera muy significativa en pocos años. A ello han contribuido las numerosas campañas informativas y publicitarias pero también el alarmante aumento de casos de cáncer de piel y en especial de melanoma.

En pocos años hemos podido apreciar desde la farmacia cómo la obsesión por el bronceado ha dado paso a la inquietud por frenar los daños que ocasiona el sol. Y es que cada vez sabemos más sobre cómo repercute sobre nuestra salud a medio y largo plazo la sobreexposición solar continuada.

Lo bueno del sol

Tomado con moderación, el sol aporta grandes beneficios: ayuda a sintetizar la vitamina D, influye en el estado de ánimo y proporciona el bronceado que hoy día es sinónimo de aspecto saludable.

La otra cara de la moneda

Sin embargo, si nos exponemos a sus rayos de forma irresponsable, la repercusiones pueden ser muy nocivas para la piel (quemaduras, envejecimiento prematuro, arrugas, manchas) y la salud (cáncer de piel, melanoma,…)

Tomar el sol de manera responsable

Para poder tomar lo mejor del sol sin correr riesgos conviene tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • La protección y la dosificación en las exposiciones son la clave para obtener los beneficios del sol descartando sus efectos nocivos.
  • Las primeras exposiciones han de ser moderadas y fuera del horario de máxima intensidad (de las 12 a las 16 horas)
  • Antes de exponernos al sol debemos limpiar la piel de cualquier producto cosmético (cremas de tratamiento, maquillaje) para evitar posibles alergias.
  • Los protectores solares protegen la piel y permiten prolongar el tiempo de exposición, por eso es tan importante su uso. Los factores de protección indican el umbral de resistencia de la piel antes de que se produzca un eritema (queadura). Para poner un ejemplo: si en condiciones normales una piel tarda 5 minutos en quemarse, un índice de protección 20 multiplicará por 20 el tiempo que esta piel puede exponerse al sol sin quemarse.
  • Es muy importante conocer el tipo de piel para elegir el protector solar más adecuado.
  • Para que cumplan su función, los productos solares deben aplicarse de forma generosa unos 20-30 minutos antes de la exposición al sol y después de cada baño, sobre la piel seca. En los primeros días es recomendable usar un índice de protección muy alto.
  • Los ojos deben protegerse con gafas de sol que tengan cristales reflectantes.
  • Las colonias y perfumes con alcohol son sustancias fotosensibilizantes y pueden provocar manchas en la piel. En verano es mejor usar fragancias que no incluyan alcohol en su formulación.
  • Después de los baños de sol es conveniente aplicar productos para calmar e hidratar la piel.

Protección infantil: somos responsables.

Los niños menores de 3 años no deberían tomar el sol directamente. Su piel es mucho más sensible que la de los adultos, por ello es conveniente protegerlos con gorros y camisetas y con productos solares de alta protección.

 

Decálogo para sentirte bien en Primavera

¿Quién no quiere sentirse joven, tener una piel que brille intensamente y estar sano y en forma física y mentalmente ? Aquí os dejamos algunos secretos para que nuestra belleza interior se traslade al exterior en forma de decálogo para sentirte bien en Primavera: 

1 . Contra el envejecimiento asegúrate de que haces lo que amas en la vida.

La felicidad crea un brillo juvenil natural en cualquier persona. Cuando vives tus pasiones rebosas alegría. Y esa alegría te inspira a tener más alternativas de felicidad y bienestar. Por el contrario, el estrés absorbe la vida de cualquiera y hace que nuestras decisiones tiendan al negativismo y al rechazo de alternativas. El estrés nos hace ver las cosas de manera pesimista y agobiada.

2 . Viste como te gusta .

Cómo te vistes es una expresión de ti mismo. Si te sientes  joven de espíritu, ¡atrévete con esos vaqueros ajustados o esa minifalda! ponte lo que quieras. El concepto de vestir según una edad suena un poco extraño. Si te sientes y te ves bien con alguna ropa, ¡póntela!

3 . Crea una rutina de auto-cuidado.

No es un lujo, sino una necesidad. Comienza cada día cuidándote, con tu hidratante y protección solar. Termina cada día con limpieza facial. ¡Mímate!

4 . Practica más sexo.

¿A que esto no requiere ninguna explicación? 

5 . No te desanimes cuando te equivoques.

Piensa que es una oportunidad para crecer, aprender y ampliar tu conocimiento y las alternativas que se te presentan. Míralo como un aumento de las oportunidades que te ofrece la vida y su diversidad, en lugar de tratar de conseguir lo perfecto y el “éxito a la primera” que no existe en esta vida.

6 . Crea tu propia versión del éxito.

Básalo en tu pasión y  en lo que realmente te gusta en lugar de en lo que piensa la gente, tu familia o amigos .

7 . Baila con más frecuencia.

El baile es bueno para el alma. No importa si bailas bien o mal. En la calle, en la cocina, en una fiesta, en una clase de zumba, sobre una mesa, ¡donde sea!   

8 . ¡Sonríe!

Las caras de enfado y preocupación dan lugar… ¡a las temidas arrugas! 🙂

9 . Deja de tratar de tener un cuerpo y una vida perfectos.

No intentes ser lo que no eres, no intentes encajar donde no puedes, no te impongas la limitación de ser de tal o cual manera. Disfruta de la libertad de ser imperfecto y  abraza el alivio de ser perfectamente imperfecto.

10 . Expresa gratitud .

Para ti, tus seres queridos, con el camarero o con extraños. Compartir tu agradecimiento con los demás te permite obtener la energía positiva que se crea entre las personas. Te sientes bien. Y también aumenta la felicidad en la vida de la gente cuando se sienten apreciados. Todos salimos ganando.