Blog Aleste
Consejos de Belleza, para Niños, de Salud y mucho más...

¡SOS piel! Por un rostro radiante después del Verano

Qué bien sienta el Verano, ¿verdad? Vacaciones, playita, sol, piscina, chiringuito…Pero todo termina… ¡ay ay!… y cuando vuelves a casa y te miras al espejo… ¡socorro! te encuentras el rostro acartonado. Tu moreno ya no brilla igual y tu piel tiene despigmentación y manchas, está seca o áspera, tiene los poros abiertos…

Que no cunda el pánico. Aquí tienes unos breves consejos para que en Otoño tu piel vuelva a lucir radiante en pocos días.

  1. Hidratación. El principal problema después del Verano es la deshidratación. Entre el cloro, el agua, la sal, el secarse al aire, y las noches de fiesta y alcohol -no lo neguemos ;-P-, la piel va perdiendo su humedad por mucho que te pongas la crema como de costumbre. Hazte con una buena crema hidratante en la farmacia, adaptada a tu tipo de piel, y aplícala dos veces al día. Para esto yo aconsejo la crema iluminadora y energizante Skin Delight, de Sensilis, que además tiene factor de protección. Ojo, si tu piel es ya de por sí seca o muy seca, necesitarás además una crema emoliente. ¿Cuál es la diferencia entre una hidratante y una emoliente? Pues que las emolientes tienen un plus de hidratación. Puede resultarte un poco densa o pastosa, no te la pongas por la mañana para salir a la calle, sino por la noche antes de acostarte, para que trabaje durante tus horas de sueño y no te resulte incómoda. Una emoliente que no falla es la A-LIPIK de Rilastil.

Si eres de las que les encanta cuidarse la piel, como yo, completa el tratamiento con una mascarilla facial dos veces a la semana. Si tu piel es grasa, una que limpie los poros, y si es mixta o seca, una nutritiva o hidratante. Te aconsejamos la línea de MartiDerm: Pure Mask (para pieles grasas y con acné), e Hidra Mask, para las secas.

Mascarilla para cuidar tu piel

  1. El aloe vera y el aceite de rosa mosqueta, tus mejores aliados. Combina la hidratación con estas dos maravillas que nos brinda la naturaleza. Ya sabes que ambos tienen propiedades calmantes, regenerantes e hidratantes. Pero por favor no te eches cualquier cosa. Hay muchísimos productos en el mercado que dicen tener aloe vera o aceite de rosa mosqueta, pero la proporción es muy pequeña y el efecto en tu piel será nulo. Tienen que ser puros, aloe vera de verdad, vamos…

Puedes ponerte el aloe vera después de la ducha, ¡qué frescor da! Espera unos minutos para que se absorba y enseguida te pones encima tu hidratante. Por ponerte un ejemplo, el Hidraloe de Sesderma es una buena opción, pues tienes el dos en uno: aloe vera+hidratante.

En cuanto al aceite de rosa mosqueta, mejor por la noche. Puedes alternarlo con la crema emoliente en caso de que necesites ésta última. Impregna un algodón y extiéndetelo por la cara, cuello y escote con suaves golpecitos. ¡Ojo! No hace falta que te pringues la cara hasta brillar como una estatua de cera… Seguro que conoces el aceite puro de rosa mosqueta de Thpharma. ¡Listo!

  1. ¿Quieres además prolongar tu bronceado? Toma mucho betacaroteno, ya sabes, zanahorias, calabaza y frutos rojos. Si eres una fanática o fanático del moreno, cógete un buen autobronceador. Insisto, no el de los chinos, porque después de todo lo que ha sufrido tu piel en verano, te la echarás abajo. Con el autobronceador hidratante para pieles sensibles de Avène puedes estar tranquilo.
  2. Peeling facial. Si más que prologar el bronceado, lo que quieres es devolver la luminosidad a tu rostro, evitar manchas, dar un tono homogéneo y disminuir arruguitas o líneas de expresión, tienes que regenerar la piel en profundidad. Opta por un buen peeling. Puedes ir a tu dermatólogo, pero la verdad, un buen peeling químico lo encuentras en la farmacia. Siempre por la noche antes de acostarse, y en los días posteriores es obligatorio evitar el sol a toda costa, ya que la piel nueva es muy sensible a todos los factores externos. Te recomiendo el tratamiento completo Revitalize, de Sesderma, que además del peeling tiene una crema con potentes antioxidantes para aplicar después.
  3. Limpiar, limpiar y limpiar. Antes de ponerte todo lo anterior, ¡limpia tu piel! Por si no lo sabes, te lo explico: cuando tu piel está limpia de células muertas e impurezas, todos los productos que te apliques se absorben mejor y tendrán más efecto. Dos veces al día, por la mañana y por la noche. ¿Y por qué por la manaña, si durmiendo no se me ensucia la cara? Pues por qué por la noche cuando dormimos es cuando más se regenera la piel, y cuando te levantas la tienes llenita de células muertas (créeme, aunque no las veas).

Utiliza una limpiadora suavita y sin demasiados químicos, como el Agua Micelar de Sehaqui. Tu piel te lo agradecerá.

  1. Protección solar a tope. No te descuides, sigue aplicándote tu protector solar. El sol no se va de vacaciones. Para estar seguros, Heliocare ultra SPF 90 UVA/UVB, en crema o en gel.
  2. Horror, ¡me han salido manchas! Amig@, esto ya es más gordo, pero tranquil@, te podemos ayudar. Pásate por nuestra farmacia, te asesoraremos maravillosamente. Y no te pierdas el taller para prevenir y combatir las manchas y la despigmentación que tenemos el 17 de octubre. Haremos dos turnos (mañana y tarde) para que te pases cuando mejor te venga. Puedes apuntarte en nuestro evento de Facebook. Será en nuestra farmacia, ¡y es gratis! Que no se te pase.

Grosso modo, aquí tienes lo más importante. Pero por favor, si tu caso es particular, o tienes alguna duda o pregunta que no hemos respondido en este post, ¡pásate a vernos!

 

0 Comentarios

    Responder

    XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.