Blog Aleste
Consejos de Belleza, para Niños, de Salud y mucho más...

Complementos Alimenticios: Una ayuda cuando la necesitas

Los complementos alimenticios o nutricionales son productos que sirven para reforzar una dieta normal, o alguna carencia que se deba solventar. Se conocen como complementos alimenticios a productos concentrados de nutrientes o sustancias que tienen un efecto nutricional o fisiológico. Dentro de este grupo podemos encontrar una amplia gama de clases de nutrientes, como son las vitaminas, los minerales, los aminoácidos, los ácidos grasos esenciales, la fibra, las proteínas o los antioxidantes, entre otros.

¿Son medicamentos?

Es muy importante tener claro que estos productos no son medicamentos, de ahí que no se necesite receta médica para su dispensación, aunque es aconsejable que sea recomendado por algún profesional sanitario, como el farmacéutico ya que conoce el estado de salud de la persona. Por otro lado, no se destinan para curar ninguna enfermedad, sino para mejorar el bienestar de la persona que lo tome.

¿Y seguros?

Que no sean medicamentos no significa que no estén sometidos a una estricta legislación que les hace seguros para su consumo, si facilitan la identificación del origen y las diferentes etapas de su proceso de producción y distribución. Por otro lado, la ley obliga etiquetar las sustancias que no lo componen, así como las indicaciones de uso en las que se deben tomar y los aportes diarios recomendados.

Debemos apuntar que la palabra saludable hoy en día se utiliza con mucha facilidad al hablar de ciertos complementos alimenticios, productos hechos a base de plantas y demás sustancias con propiedades, en un principio, beneficiosas para el organismo.

Momentos Puntuales

Debido al alto ritmo de vida que llevamos estamos cayendo en el error de seguir una dieta poco variada, lo que suele dar lugar a un déficit nutricional. Esta es una de las razones por las que se recurre a la toma de estos complementos. Por otro lado, hay quien que, por circustancias concretas, tienen que cubrir necesidades nutricionales con suplementos porque através de la alimentación no es posible, como puede ser el caso de personas con alguna enfermedad crónica o las embarazadas. Ellas necesitan un aporte importante de ácido fólico y yodo que no siempre puede conseguir con la comida habitual diaria. Algo parecido ocurre con los vegetarianos estrictos que suelen presentar déficit de vitamina B12.

También se da el otro extremo, gente que los toma cuando les hce falta, sin tener en cuenta que una ingesta excesiva puede resultar perjudicial para la salud.

Algunos ejemplo que seguro todos conocemos:

1. Vitaminas

Son nutrientes imprescindibles para la vida, pero como no pueden ser sintetizadas por el organismo, hay que obtenerlas de los alimentos o los complementos. Si se toman de forma equilibrada, proporcionan un correcto funcionamiento fisiológico. Se clasifican por su solubilidad, si son solubles en agua (Complejo vitamínico B, vitamina C) o en lípidos (Vitaminas A,D,E y K)

2. Oligoelementos

Son sustancias que intervienen en el metabolismo y se encuentran en cantidades pequeñas en el mismo. Actúan como catalizadores enzimáticos y equilibran reacciones fisiológicas del organismo. Entre ellos se encuentra el cromo, el cobre, el manganeso, el fósforo o el potasio.

3. Acidos Grasos Esenciales

Son los que el organismo no puede sintetizar a partir de otras sustancias, por lo que es necesario su aportación por medio de los alimentos. Entre ellos están los ácidos grasos w3 y w6. Los ácidos grasos w3 se encuentran en alta cantidad en los pescados azules principalmente, y en algunas semillas, como las de lino, y en las nueces. Su acción provoca una disminución de los niveles de colesterol y triglicéridos, y disminuye la agregación plaquetaria en la sangre. Todo esto los hace ser cardioprotectores

4. Antioxidantes

Son moléculas capaces de prevenir o retrasar la oxidación celular que producen los radicales libres y que dañan las células. Los antioidantes se consiguen con una alimentación equilibrada en frutas y verduras. En caso de no comerlos, se toman los suplementos. Dentro de los complementos se utilizan mucho las vitaminas A,E C, el betacaroteno, el selenio y el zinc.

5. Calcio

Los distintos complementos se diferencian por la forma química del calcio. Lo más corriente es en forma de carbonato si se va a tomar con el estómago lleno, o citrato si se va a tomar con el estómago vacío. Tambiém se pueden encontrar en el mercado muchos alimentos enriquecidos con calcio.

6. Vitamina D La mitad de las necesidades de esta vitamina se cubren con la exposición controlada al sol, y el resto a través de la alimentación. Los suplmentos de vitamina D se aconsejan a: -personas mayores -Individuos de piel oscura -Personas con enfermedad de Crohn o celiaquía -Personas obesas -Bebes y niños pequeños.

En nuestra farmacia contamos con una amplia gama de complementos nutricionales y a un personal cualificado para atender cualquiera de vuestras dudas

0 Comentarios

    Responder

    XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.