Blog Aleste
Consejos de Belleza, para Niños, de Salud y mucho más...

Piojos…¡la pesadilla de toda madre!

Esta semana tras mucho pensarlo, hemos decidido dedicarle un post a los piojos….esos temidos parásitos que con sólo pensar en ellos ya hacen que te pique la cabeza. Recientemente han acudido a nosotros numerosas madres, que aumentan al ritmo de expansión de la plaga de estos incómodos bichitos, que comparten con nosotros su desesperación por no haber podido evitar el contagio a pesar de las precauciones tomadas y la frustración de no lograr acabar con ellos… Quieren saber cuál es método más eficaz para conseguirlo.

La pediculosis, que es como se denomina esta invasión parasitaria, es una patología muy habitual entre los niños, sobre todo ahora con la vuelta al cole donde se reencuentran con sus “compis” y comparten más tiempo juntos, jugando y trasteando. El Ministerio de Sanidad estima que hasta un 14% de los niños en edad escolar ha sufrido alguna vez este problema… Son muchas las madres que como tú, llevan a cabo exhaustivos lavados de cabello y procesos de eliminación de liendres; no te encuentras tan sola en tu cruzada anti-parásitos, después de todo ;-).

Piojos…¡menuda cruz!

Los piojos son parásitos diminutos que proliferan en el cabello de los seres humanos y se alimentan de cantidades sumamente pequeñas de sangre, que extraen del cuero cabelludo. Los piojos no son peligrosos y no transmiten ninguna enfermedad, pero sí son muy contagiosos, -¿quién no se ha echado a temblar alguna vez cuando la profe de su hijo ha comentado que hay piojos en la clase?- y sobre todo son molestos, muy molestos, ya que causan un picor continuo en la cabeza de los peques. Sus picaduras pueden provocar picazón e inflamación en el cuero cabelludo y los niños, al rascarse sin poder evitarlo, hacen que la irritación cutánea aumente.

¿Cómo saber si mi hijo tiene piojos?

La simple noticia de que en la clase ya haya algún caso, simplemente, o ver que el niño persiste en el rascado de la cabeza, es en sí una señal de alerta. También hay que tener en cuenta que, pese a su diminuto tamaño, los piojos pueden verse a simple vista, así que no debes esperar ni un minuto para inspeccionar la cabeza de tu pequeño en busca y captura de:

1. Huevos de piojo (las conocidas liendres):

Antes de eclosionar, tienen aspecto de puntitos amarillos, marrones o de color mostaza. Los piojos ponen los huevos sobre el cabello, pero muy cerca del cuero cabelludo, puesto que la temperatura es perfecta para el mantenimiento éstos. Busca siempre cerca de las raíces; las liendres tienen apariencia de caspa, pero no podrás eliminarlas con un simple cepillado.

2. Piojos adultos y ninfas (piojos inmaduros):

Imagínate una semillita de sésamo; ese es el tamaño de un piojo y presentan un color entre blanco y gris. Los más inmaduros son algo más pequeños y tardan aproximadamente una semana en convertirse en adultos. Se alimentan de sangre varias veces al día y pueden sobrevivir hasta dos días fuera del cuero cabelludo, así que …¡ojo con sábanas, ropa y demás prendas de contacto!

   

 

 

 

 

 

3. Heridas y rascado:

como ya hemos explicado, esto es ya en sí un signo de alarma… los piojos muerden el cuero cabelludo de tu pequeño para alimentarse, y de ahí proviene la picazón que provoca el rascado y como consecuencia una inflamación. El origen no es la picadura en sí, sino a la saliva del piojo que provoca una reacción en la piel. Si ves que tu pequeño no se rasca -quizás porque su piel sea menos sensible a esa reacción-, pero te comenta que nota cosquillas en la cabeza… asegúrate de que no sea piojos, por las dudas.

Houston tenemos un problema…tenemos piojos, ¿y ahora qué hacemos?

Si una vez hecha la revisión no tenemos duda y nuestro pequeño está infectado, es hora de ponerse manos a la obra para eliminar estos parásitos. ¿Cómo? Mediante la aplicación de diferentes productos:

A. Loción:

Aplicamos sobre el cabello seco y la dejamos actuar. Tiene más concentración de principio activo que el champú. A base de malation al 0,5%, elimina piojos y liendres en una sola aplicación. Tras 10 minutos, pasamos al champú.

B. Champú:

Es menos agresivo, ya que el principio activo se diluye en agua en el momento del lavado. Presenta permetrina al 1%. Lo dejamos actuar unos 15 minutos y aclaramos a continuación. Ahora ya estamos listos para la lendrera.

C. Lendrera:

Al pasar este peine tan especial, sus múltiples púas sin apenas separación entre ellas permiten que, al deslizarla por el cabello, los piojos y sus liendres sean arrastrados facilitando su retirada.

Al cabo de siete días tenemos que repetir el mismo proceso. A nosotros nos gusta recomendar el pack de Filvit que contiene todo el material, es muy eficaz y es menos agresivo para la piel de los más pequeños.

Para que el tratamiento tenga una eficacia completa, es necesario aplicarlo de forma correcta. De no hacerlo, pueden registrarse recidivas , que muchas veces se deben a que:

Usamos material o cantidad inadecuados: El antipiojos “del chino” no nos vale ;-). Puede ser también que estemos utilizando menos loción de la necesaria o que el peine no sea el correcto.

Dejamos poco tiempo de contacto entre el producto y cabello, bien porque el niño se queja, bien porque la melena es demasiado abundante en las niñas… Nos olvidamos de realizar la segunda aplicación o no tenemos ganas de entretenernos en llevar a cabo el peinado húmedo con la lendrera….Si es que es verdad, es “mu pesaíto”…

Se produce una re-insfestación a través de un contacto no tratado: el hermano al que no se trata ni previene, juegan de nuevo y se transmiten mutuamente los parásitos.

Resistencia a los insecticidas: esta es si cabe la más temida; sin embargo, consultando tanto al pediatra como al farmacéutico, es posible dar con la solución adecuada.

Confiamos que gracias a este post logremos ser más fuertes y tenaces en la lucha contra estos incómodos parásitos y desterremos falsos mitos sobre suciedad -no es cierto, ¡prefieren el cabello limpio!-, tampoco saltan ni vuelan, es necesario contacto directo… Estas y cualquier otras dudas que os puedan surgir, ¡estamos a vuestra disposición para resolverlas en Farmacia Aleste!

0 Comentarios

Responder

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>