Blog Aleste
Consejos de Belleza, para Niños, de Salud y mucho más...

Regala sonrisas por Navidad

Ya con diciembre terminado y el Año Nuevo recién estrenado, hemos tenido numerosas comidas fuera de casa, reuniones familiares, ¡vinos, postres azucarados, más azúcar y además el turrón!

Con todo lo que comemos durante estos días nuestra boca y dientes lo notan, ¡y tanto que lo notan! Hoy vamos a continuar con la preparación de cara a las Fiestas, esta vez para que sigas sonriendo sin complejos :-).

¡Que lo único que cantes sean villancicos! 

Muchas comidas y cenas de reencuentro, alimentos que no solemos tomar en nuestra alimentación habitual y mucho alcohol. El aliento ¡nos canta! y nos da miedo hasta abrir la boca. Más de la mitad de la población se ha preocupado alguna vez por el mal aliento. Muchas veces no somos conscientes de sufrir halitosis porque tenemos la capacidad de acostumbrarnos a nuestros propios olores; pero como siempre, mejor prevenir que curar.

La halitosis esta causada por las bacterias que se encuentran en nuestra boca, entre las piezas dentales y la parte posterior de la lengua. Cuando las bacterias descomponen los residuos de los alimentos, producen gases sulfurosos causantes de la halitosis. Por ello, no olvides llevar siempre encima un cepillo de dientes en el bolso o en el bolsillo, y si el tamaño es algo que te incomoda, recuerda que están los VitisCompact de Dentaid, de máxima calidad a pesar de su reducido tamaño, que te permite llevarlo siempre contigo. Acostúmbrate a cepillarte después de cada comida durante dos minutos y si puedes, sigue el ejemplo de Pretty Woman y lleva contigo siempre la seda dental ¡para eliminar esos restos que quedan entre los dientes! ;-).

La halitosis se ve también influida por la reducción de la producción de saliva, ya que se modifica la flora bacteriana de la boca. Mientras estés bebiendo vino y brindando por la felicidad de la navidad, no dudes en beber agua de vez en cuando. Además de prevenir el mal aliento, te aliviar· la resaca al evitar la deshidratación.

Estas Fiestas, regala la mejor de tus sonrisas

En fechas tan señaladas como las que se acercan, seguro que nos haremos mil fotos. Muchos selfies que, ojo, al ser tomados tan de cerca… ¡horror! Permiten que se vea nuestra dentadura con todo lujo de detalles y con toda esa suciedad aparentemente invisible. Y eso a pesar de nuestros esfuerzos por tener los dientes bien blancos y una sonrisa perfecta :-/.

Resulta que las discromías de los dientes son evitables, puesto que las causas que las producen son bien una higiene bucal deficiente, bien el contacto del esmalte con líquidos como el café, el té o la nicotina del tabaco. El vino tinto tampoco ayuda mucho…

Conociendo qué puede producir la coloración de tus dientes, evita estas Navidades fumar demasiado -tómatelo como un propósito de Año Nuevo-. Intenta no beber tanto café -tu sistema nervioso también te lo va a agradecer·-. Si a pesar de todo, y con el ajetreo de estas fechas, no te diera tiempo a hacerte una limpieza (una al año no hace daño), intenta utilizar pastas de dientes blanqueadoras, como LacerBlanc, que es un tratamiento blanqueador formulado para aquellas personas que quieran conseguir una sensación refrescante en su higiene dental diaria – ¡adiós a la halitosis!-. de esta manera, blanqueamos el esmalte sin dañarlo y le devolvemos a los dientes su color natural a la vez que prevenimos la formación de placa y sarro.

Consejos de higiene bucal básicos para las Navidades

1. Lleva tu cepillo compacto y cepíllate los dientes: por la mañana, al acostarte y después de cada comida. De esta forma podrás a prevenir la aparición de placa bacteriana, para así evitar problemas de caries y de envías.

2. Controla la alimentación en la medida de lo posible. Intenta no consumir muchos azúcares (vale, es Navidad y el turrón  está muy bueno…) como el de las bebidas gaseosas y demás. Aumenta el consumo de frutas que ejercen una función de arrastre de los restos de alimentos y te pueden ayudar a depurar las mañanas postcena navideña.

3. Usa dentríficos y cepillos eficaces y no agresivos (los del chino no valen) para prolongar la vida del esmalte.

4. Pide un cepillo eléctrico o un irrigador oral a los Reyes. Estos aparatos permiten acceder a los espacios donde los cepillos tradicionales no llegan, asegurando una mejor higiene bucal.

5. Imprescindible en tu lista de buenos propósitos para 2019: Visita al odontólogo al menos una vez al año.

Para todo lo demás y si necesitáis cualquier consejo ¡nos vemos en Farmacia Aleste!

0 Comentarios

    Responder

    XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.