Blog Aleste
Consejos de Belleza, para Niños, de Salud y mucho más...

Cómo llevar mascarilla y que tu piel no se resienta

Todos somos conscientes de lo necesarias que son las mascarillas, aunque con este calor, con estos sudores y con esas marcas que nos está dejando en la piel, podamos odiarlas.

Sin embargo, no por ello debemos bajar la guardia y dejar de usarlas, porque son la mejor manera de protegernos mientras el virus ande suelto. Por eso queremos contarte nuestros cinco básicos para que la mascarilla no te pese.

Los expertos recomiendan a las personas que vayan a pasar muchas horas con una mascarilla puesta que intenten evitar maquillajes como bases y correctores, al menos en la zona que va a quedar bajo la mascarilla. El primer motivo es que si el producto que utilizamos no es no comedogénico*, podría obstruir los poros y provocar brotes de acné.

* Un producto comedogénico es aquel que produce imperfecciones (puntos negros, barritos, espinillas) debido a que obstruye los poros de la piel

El segundo motivo es que la máscara puede arrastrar el maquillaje, provocando una oclusión de las glándulas sebáceas y empeorando la situación. Y por tanto: aparición de granitos indeseables.

  1. Usar un tónico/ agua termal

Si nuestra intención es prevenir afecciones de la piel, deberíamos intentar mantener sus bacterias a raya. La manera más sencilla y más rápida de conseguirlo es aplicar un tónico suave o pulverizar un agua termal en la zona donde reposa la mascarilla, varias veces al día. Así mantenemos la piel limpia en las zonas más expuestas.

Nuestra recomendación es el Agua termal Avene : Gracias a sus propiedades calmantes y su formulación con aguas terrmales, es ideal para las pieles sensibles. Se trata de una agua activa y única que tiene una composición invariable desde hace siglos, siendo reconocida por sus increíbles propiedades calmantes, antiirritantes y antiinflamatorias. Al vaporizarla, notarás una sensación de suavidad que te envuelve y te alivia.  Fácil para llevarla en el bolso y de aplicar para sentir su fresquito instantáneo.

2. Hidrata mucho la piel

Una piel limpia absorbe mejor cualquier cosmético que venga después, y una piel hidratada siempre será más elástica y más fuerte ante las agresiones. La barrera de protección de la piel es hidrolipídica*, cuanto más hidratada, mejor va a retener la humedad necesaria para estar sana.

* La película hidrolipídica es un envoltorio de protección que cubre toda la superficie de la piel y su función principal es defender a la piel de las bacterias, actuando como una barrera protectora externa.

La rutina de hidratación es especialmente importante cuando se va a utilizar una mascarilla y que no debemos olvidarnos ni por la mañana ni por la noche. Los principios activos reconocidos por su alto poder hidratante son la vitamina C y el ácido hialurónico. Ahora en verano podemos usar el Hydrabio de Bioderma o el fluido de C Vit de Sesderma.

Cuando se termine el día y te quites la mascarilla, no te olvides de una buena limpieza, porque es lo mejor para prevenir y mantener una piel limpia e hidratada. Olvídate de limpiadores más intensivos o incluso exfoliarte porque aparezcan granitos, esto puede alterar aún mas nuestra capa externa e irritarte más aún cuando te pongas la mascarilla… Lo mas recomendable es utilizar un limpiador con un pH equilibrado que elimine los residuos de grasa, suciedad y bacterias pero que al mismo tiempo sea suave con la piel. Sin fragancia, no comedogénico y que no irrite la piel.

3. Un limpiador suave

Como Bioderma Sensibio Gel Moussant o el agua micelar de la misma familia, que se aplica en un algodoncito y ahora en Verano es una manera fácil y refrescante de limpiar nuestro rostro.

 

Si a pesar de todos los cuidados, y porque tu trabajo te obliga a un uso intensivo de la mascarilla, tienes la piel seca y dañada, podemos utilizar hidratantes más potentes, que te aliviaran rápidamente.

Un clásico de siempre el Aquaphor de Eucerin, es una pomada reparadora forrmulada sin agua pero con activos muy hidrantantes como el pantenol, parafina, bisabolol y glicerina, que van a acelerar a la regeneración cutánea en pieles super dañadas.

Otra que ha sido un must esta temporada y también nos encanta es la de Cerave que también incluye en su fórmula acido hialurónico que nos ayuda a mantener la humedad para una piel sana.

Si tienes marcas en la zona de nariz y pómulos puedes utilizar cremas reparadoras con árnica, como el cicabio árnica de Bioderma, que se suelen también recomendar tras tratamientos estéticos para tratar las quemaduras de la piel.

Y ojo, que ahora que estamos en Verano, pensamos que como la mascarilla nos tapa no es necesario usar protección solar… Pero aunque las mascarillas filtran virus y bacterias nadie ha hablado de rayos UVA/UVB. Así, que lo mejor es usar una protección solar debajo de ella 😉

Si notas que las mascarillas te ocasionan lesiones más severas y dermatitis que no encuentra alivio, lo mejor es visitarnos en la farmacia y nosotros con el dermoanalizador intentaremos aconsejarte de manera más personal.

0 Comentarios

    Responder

    XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.